¡Síndrome del cuello roto! ¿Qué es y cómo se trata?

Wall Street

La tecnología será nuestra aliada, siempre y cuando le demos un uso adecuado. Es por ello que quienes no cumplan con esta premisa pueden sufrir del comúnmente llamado: “Síndrome del cuello roto”, que no es más que la consecuencia del uso excesivo de teléfonos, tabletas o laptops, ocasionando fuertes dolores musculares en dicha región y de no ser tratada puede extenderse a zonas como los hombros, la espalda y la cabeza.

cuello

La manera en la que empieza a desarrollarse, es principalmente porque las personas tienen por costumbre inclinar la cabeza al momento de revisar sus teléfonos celulares. Lo que ocasiona que los músculos posteriores del cuello realicen mayor trabajo, ya que tienen que soportar más peso (teniendo en cuenta que este movimiento, podría llegar inclusive a soportar entre 20 y 30 kg si la inclinación alcanza los 60 grados).

Esta postura es inadecuada y perjudicial. Generando desequilibrios, puesto que el peso no se distribuye de manera equitativa en el cuerpo y produce estas alteraciones. Asimismo, si le agregamos al tema de la postura, el estrés por actividades que se realizan durante el día, largas jornadas frente a la computadora y pocas horas de sueño, se agrava la situación.

Vale la pena mencionar, que no es una enfermedad y que quienes presentan estas dolencias son en su mayoría los jóvenes, y que si no son tratadas o corregidas a tiempo, pueden acarrear lesiones a largo plazo en el individuo.

Así que si eres joven o padeces de dolores por tu mala postura sigue estas recomendaciones:

-La distancia de los aparatos debe ser entre 25 a 30 cm de los ojos, además tienes que mantener la espalda recta y levantar el dispositivo a una altura en la que no se incline la cabeza.

-Si estás acostado en la cama, tu cabeza debe estar en la misma dirección del cuerpo.

-Evite utilizar almohadas que nos inclinen o nos lleva muy atrás, eso va a producir alteraciones en la columna y contracturas musculares.

-Al momento de sentarte, la espalda debe estar apoyada en el respaldar del asiento.

-Si viajas en un automóvil, la cabeza debe estar apoyada.

-Los brazos deben estar pegados al cuerpo o apoyados sobre una estructura para no generar una sobrecarga a los músculos del hombro.

Fuente: El Impulso