Declaraciones de Evo Morales sobre supuesto golpe de Estado

Wall Street

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó este sábado que ha vuelto derrotar “un golpe de Estado”, esta vez supuestamente planeado por los mineros que protagonizaron el conflicto que se saldó con el asesinato a golpes de un viceministro y la muerte de tres manifestantes por disparos de armas de fuego.

Evo-Morales

“Otra vez, el gobierno nacional, ha derrotado un golpe de Estado. De eso estoy convencido”, dijo el mandatario en una declaración a los medios en la ciudad central de Cochabamba, en el que se refirió a los violentos enfrentamientos vividos esta semana en Bolivia.

 

Agregó que los mineros tenían planeado resistir muchos días “parapetados” en los lugares donde bloqueaban las carreteras y que se ha confiscados documentos en las oficinas intervenidas de las cooperativas mineras que hablan “de tumbar al Gobierno”.

Reiteró que la protesta tenía un objetivo político y no de reivindicación social como alegaban los líderes de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fencomin) que plantearon los bloqueos para rechazar una ley promulgada por el mandatario.

En otras ocasiones, Morales ha denunciado conspiraciones para derrocarlo sobre todo cuando ha enfrentado protestas de diferentes sectores sociales, incluso de algunos que antes eran sus aliados.

Los cooperativistas mineros que protagonizaron el conflicto de esta semana también tenían una alianza política con Morales.

El viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, fue asesinado el jueves tras sertorturado durante varias horas por los mineros que lo secuestraron el mismo día cuando se presentó a uno de los bloqueos con la intención de dialogar sobre el conflicto.

Según el informe de autopsia, Illanes murió por múltiples golpes tras padecer torturas entre seis y siete horas.

El ataúd de Illanes fue trasladado este sábado del Palacio de Gobierno al viceministerio de Régimen Interior que dirigió en vida y luego a una funeraria donde será velado hasta mañana, cuando será enterrado.

Además murieron los mineros Severino Ichota, Fermín Mamani y Rubén Aparaya Pillco por disparos de arma de fuego durante los enfrentamientos contra la Policía en los distintos bloqueos.

Las autoridades han confirmado este sábado la existencia del cadáver de Aparaya Pillco, después de dudas generadas debido a que la familia del minero inicialmente no lo había llevado ante las autoridades.

En una conferencia de prensa de La Paz, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, también se refirió a la hipótesis de la conspiración difundida por Morales en Cochabamba.

“Este era un movimiento altamente conspirativo, un movimiento político y un movimiento que estaba dirigido cuando menos a desestabilizar al Gobierno“, dijo el ministro.

“En la comunicaciones entre los cooperativistas se hablaba de derrocamiento del Gobierno”, afirmó.

Según Romero, los mineros planificaron durante muchos meses sus protestas con una “estrategia militar”, lo cual se deduce por el hallazgo en una serranía de varios depósitos de explosivos.

“Había una arsenal impresionante de dinamita, explosivos, de sustancias dirigidas a generar bajas y muertes”, sostuvo.

El ministro dijo que no dará más información sobre esta denuncia para dejar que en adelante sean las investigaciones de la Fiscalía General las que “hablen por sí solas”.

Fuente: EFE