Así funciona la playera inteligente del Maratón de la CDMX

Wall Street

Los 35 mil corredores del maratón portarán una playera inteligente con la que conocerán en tiempo real la velocidad en la que recorren la ruta y su ubicación exacta. Conoce a la empresa detrás de esta tecnología.

playera

Convertir un artículo sencillo en un producto inteligente o smart product de manera simple y económica ya es posible gracias a la tecnología Near Field Communication (NFC). Ésta se incorpora en los objetos a través de un chip que se conecta por Internet a una plataforma segura en la Nube y que permite acceder a información, dar seguimiento en tiempo real a actividades, hacer promociones y personalizar experiencias de marcas.

Uno de sus primeros usos masivos en el país será durante la XXXIV edición del Maratón de la Ciudad de México, a celebrarse el próximo 28 de agosto. Ese día, 35,000 corredores portarán una playera inteligente con la que podrán conocer en tiempo real la velocidad en la que recorren la ruta, su ubicación exacta, y personal médico accederá a sus datos (nombre completo, edad, género, tipo de sangre, padecimientos y el número de contacto de un familiar) de forma inmediata en caso de una emergencia.

Esto es posible gracias a la tecnología desarrollada por Product Tracker, una startup fundada en Veracruz en 2014 de la mano de Aldo y Leonardo Velázquez, Zeus Portillo y Rodolfo Perdomo, quienes crearon una plataforma para implementar el Internet de las Cosas (IoT por las siglas en inglés de Internet of Things) en los negocios.
Un problema millonario

La empresa surgió como una alternativa frente al problema de la piratería de medicamentos que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México es del 10% y puede alcanzar hasta un 50% en algunos casos de medicamentos contra el cáncer y retrovirales.

EXPRESS

Pero este flagelo no es exclusivo del sector salud. Según datos de American Chamber Mexico, el 50% de las bebidas alcohólicas son robadas o clonadas.

“Incluso llegan a venderse dentro de tiendas departamentales sin que el consumidor se percate de ello”, advierte Leonardo.

La piratería genera pérdidas por más de $40,000 millones en el país, señala el Centro de Investigación para el Desarrollo. Los productos más expuestos al plagio son: medicamentos, cigarros, licores, llantas, tenis, boletos de conciertos y prendas con licensing, advierten los emprendedores.

El problema es mayor, ya que un holograma o un marbete es sencillo de falsificar y el usuario no lo nota; en tanto que un código QR identifica un producto y no una unidad, explica Zeus, quien cuenta con más de 15 años de experiencia en la industria del marketing digital. La solución tenía que venir, por tanto, aparejada de una tecnología fácil de usar y accesible a la mayoría de los consumidores, nada mejor que a través del IoT. “Se trata de una de las tendencias más trascendentes que revolucionará a los mercados en los próximos cinco años de forma tan radical como el inicio del Internet”, afirma Leonardo. Tan es así que la consultora IDC afirma que el mercado del IoT tendrá un valor US$1,700 billones para el año 2020.

La mesa estaba puesta para crear la solución y adaptar la tecnología, consideraron los emprendedores, quienes se plantearon la idea del negocio desde 2008. Un lustro después, en 2013, la mayoría de los teléfonos celulares presentes en el mercado integraban ya un lector NFC. De esta manera y con una inversión de $2 millones, desarrollaron una plataforma en la Nube, donde alojan una base de datos segura que permite identificar de manera unitaria los productos por medio de un chip NFC adherido a cada artículo o empaque. El proceso es muy sencillo: el usuario baja una aplicación móvil llamada OriginApp (disponible para Android), que actúa como interfase con la base de datos y así puede acceder a la información de cada producto.

Marketing personalizado

La solución para combatir la piratería de productos fue tan sólo la punta de lanza de una herramienta con posibilidades infinitas. Con el chip NFC, la plataforma y la app se puede, además, controlar inventarios a través de trazabilidad en tiempo real y crear programas de marketing que impactan directamente la competitividad de un negocio.

Por ejemplo, las marcas pueden crear programas de lealtad y, lo más importante, establecer un canal de comunicación directo con sus clientes. Al respecto, Zeus, quien es el director de Marketing de Product Tracker, es enfático al explicar que gracias al IoT la relación que un usuario establece con una marca ya no es con una página de Facebook, sino directamente con el producto.

“Es tu herramienta clave para relacionarte porque lo que tienes ahí se convierte en un canal de comunicación directo con tus consumidores: es un paso mucho más poderoso que el like, pues ya adquirieron tus productos y, a partir de ahí, estos dejan de ser meros objetos físicos y te comienzan a dar un servicio posventa”, agrega.

Fuente: Alto Nivel