Conoce a Muskaan Ahirwar, la bibliotecaria más joven del mundo

Wall Street

Transmitir los valores de la literatura a los más pequeños de la casa es esencial, salvo cuando es el propio niño el que se empeña en hacerlo. Tal labor ha recaído en Muskaan Ahirwar, una niña india de tan solo 9 años que se ha convertido en la bibliotecaria más joven del mundo al impulsar un punto de recogida de libros en un barrio pobre de la ciudad de Bhopal. ¿Quieres conocer esta particular historia?

Niños que inspiran

En la India, la tasa de matriculación en la escuela primaria fue del 98.6% entre 2008 y 2011, si bien algunos niños que comienzan las clases no llegan a terminar el primer curso ordinario ya que sus padres suelen enviarlos a trabajar o incluso les empujan al matrimonio. Una realidad confirmada por el 62% de adultos indios que no están alfabetizados tras sucumbir a otras “obligaciones” durante la infancia.

Esta situación trató de ser restaurada por el Centro de Educación Estatal de la ciudad de Bhopal, cuya oficina se ubica en el suburbio de Arera Hills, y donde los miembros decidieron impulsar una curiosa iniciativa entre los alumnos de primaria: crear una biblioteca gestionada por uno de ellos. La ganadora en cuestión fue la joven Muskaan, una niña entusiasta con la literatura a la que se le entregaron 25 libros iniciales, en su mayoría de origen hindú, que fue guardando en en una biblioteca bautizada como Bal Pustakalaya (La Biblioteca de la Fuerza) y ubicada en su propia casa.

Los padres de Muskaan, Manohar Ahirwar, un carpintero, y Maya Ahirwar, una ama de casa, junto con su otra hija Neha, de 12 años, han ayudado a la pequeña Muskaan a convertir el recibidor de su casa en el punto de encuentro para todos esos niños que, poco a poco, comenzaron a acudir a esta nueva biblioteca en busca de libros que leer en casa o junto con Muskaan.

“Jugamos aquí, aprendemos a escuchar y leer un montón de libros sobre luchadores libres, grandes reyes de la India y otros muchos personajes”, afirmó Palak Singh, un niño que suele acudir todos los días a la biblioteca de Ahirwar para desentrañar nuevas historias y cambiar los hábitos infantiles de este barrio pobre.

A los pocos meses de la inauguración de la biblioteca, la misma sumaba ya 119 libros, una cifra que apunta a aumentar durante los próximos meses tras conocerse que casi todos los libros han sido ya devorados.

Muskaan es una niña que nos inspira a todos, niños y adultos, por pasar las tardes entre viejos héroes patrios y princesas universales como mejor forma de labrarse un mejor futuro.

Fuente: batanga