Plan Estratégico del Poder Judicial profundiza valores a través del trabajo comunitario

Danilo Jaimes, presidente del Circuito Judicial Penal del estado Aragua, manifestó en el día de ayer durante una rueda de prensa, que continúan con el Plan Estratégico del Poder Judicial enmarcado dentro del Plan de la Patria y de la política del punto y círculo, la cual tiene que ver con la participación del Poder Judicial y los ciudadanos.

Danilo-Jaimes,-presidente-del-Circuito-Judicial-Penal-del-estado-Aragua,-junto-a-Graciela-Alviares,-responsable-de-la-división-profesional-del-Inces-Aragua
Danilo Jaimes, presidente del Circuito Judicial Penal del estado Aragua, junto a Graciela Alviares, responsable de la división profesional del Inces Aragua

“En ese contexto de la participación y de la inclusión social estamos logrando hacer varios vértices de este plan y uno de ellos es la política del punto y círculo, la cual se basa en romper el paradigma de que en los tribunales judiciales no nos podemos limitar solamente a la acción jurisdiccional, emitir sentencias, conocer procedimientos y dictar sentencias y decisiones, no. Tenemos que integrarnos con las comunidades que están cerca del poder judicial, acercándonos de distintas maneras, profundizando los valores a través del trabajo de equipo, trabajo comunitario, la ayuda en la producción económica, tratar de lograr la convivencia y la paz social”, señaló.

En este orden de ideas, manifestó que “estamos comprometidos de que tenemos que hacer todas aquellas acciones dirigidas a la sociedad, donde el poder judicial se convierta en un ente multiplicador, un factor que produzca paz social a través del trabajo, de la cultura, de la economía y en eso específicamente vamos a tener un convenio que ya hemos venido trabajando con el Inces, donde hay un trabajo adelantado que se llama Luisa Cáceres de Arismendi, el cual es un programa de formación relacionado con la siembra, y nosotros, el poder judicial, a través de los tribunales municipales y otros tribunales ordinarios le hemos dado nombre a esta lluvia de ideas de lo que estamos haciendo y pensamos desarrollar, como es Sembrando la Justicia en Aragua”, indicó.

Explicó Jaimes que dentro de este programa, “donde existe la suspensión condicional del proceso para imputados que cometan delitos menos graves y tengan ciertas características como la edad, menores de 21 años, que no sean reincidentes y se sujeten a estas fórmulas alternativas del proceso, la pena se suspende y le vamos a imponer trabajos comunitarios. ¿Qué es lo que queremos en realidad?, que estos muchachos o imputados no vayan a sitios de reclusión por la comisión de delitos menos graves, eso está establecido en el Código Orgánico Procesal Penal, cuáles son los delitos, delitos menores a 8 años”, informó.

Indicó que estos jóvenes “sí van a pagar su pena, pero la van a pagar con trabajos comunitarios, es decir, limpieza, embaucamiento, educación, con cursos, y una vez que ellos culminen estos trabajos comunitarios van a ser siempre supervisados por Consejos Comunales, por instituciones como el Inces, si se envía a pintar un liceo, sea supervisado por el director o directora del liceo, con lo que quedará el correspondiente finiquito, por así utilizar la palabra”, dijo.

Recalcó que en los próximos días van a integrar a 60 muchachos a estudiar en el programa Luisa Cáceres de Arismendi “y si de aquí a allá sube la cifra de imputados, entrarán a estudiar en los programas que son alternos a este proyecto”, concluyó.

GRACIELA ALVIARES, RESPONSABLE DE LA DIVISIÓN PROFESIONAL DEL INCES ARAGUA

“El Inces viene desarrollando un programa penitenciario que se llama Atención a los privados de Libertad, este programa tiene ya algún tiempo, pero que ahora con el programa Luisa Cáceres de Arismendi cobra mayor prestancia e importancia dado el enfoque que tiene esto, y es que se encuentra en este momento con el poder judicial en articulación como política de Estado, para crear condiciones a estos muchachos que cometen delitos menores y que pueden ser reinsertados en la sociedad”, dijo.

REBECA CARPIO, DEL PROGRAMA LUISA CÁCERES DE ARISMENDI

“Este programa desde el año 2015 no se situó solamente en los centros carcelarios, sino en las comunidades y este año en los tribunales penales municipales. El programa tiene una gran ventaja, ya que la reinserción es 100% favorable. Junto a este programa se une la participación de la familia porque así se crean las unidades socioproductivas, llámese la UPF o unidades de producción familiar. Los jóvenes cuando salgan de sus centros de reclusión van a ir directamente a una inserción positiva en la sociedad. Tenemos alrededor de 30 personas que están formándose actualmente en todos los municipios del estado Aragua, incluyendo el municipio Tovar, en la Colonia Tovar”, añadió.

YANIRA CEDEÑO | elsiglo
Foto: FÉLIX BARRETO