Localizados otros dos cadáveres lanzados por alcantarilla

Wall Street

Los otros dos jóvenes que habrían sido lanzados por la boca de visita de un alcantarillado, en el sur de Valencia, fueron localizados este jueves en la planta de tratamiento de aguas residuales La Mariposa, en el sector del mismo nombre.

furgoneta

Se trata de José Luis Jiménez Manríquez, de 23 años, de oficio obrero, y de Enderson Silva, de 27 años, supuestamente conocido como Ramón Antonio o “Carecare”.

De acuerdo a un testigo, los dos jóvenes, junto a David Eduardo Muñoz, fueron lanzados por la boca de visita en el barrio Juan Germán Roscio y la corriente de las aguas residuales arrastraron los cuerpos que quedaron atrapados en la cámara de rejas de la planta de Hidrocentro La Mariposa.

A Muñoz lo localizaron la mañana del miércoles, mientras que los otros dos fueron hallados este jueves por los trabajadores de la planta de tratamiento, que dieron parte a las autoridades.

Familiares de Jiménez acudieron a La Mariposa para saber si habían localizado los cuerpos, encontrándose que efectivamente las autoridades estaban rescatándolos para trasladarlos a la morgue.

Comentaron que el joven vivía en Maracay y hacía unos meses se mudó a Valencia con su pareja. Dejó tres hijos en la orfandad.

Mientras que los parientes de Silva, comentaron que el martes vendió un teléfono y el comprador le indicó que el dinero lo tenía en casa de su mamá, que fuera a buscarlo.
Al parecer se dirigió a la vivienda que le señalaron, pero posteriormente no supieron de él.

Las autoridades iniciaron las investigaciones del caso, pues hasta ahora no hay una versión oficial que indique realmente lo que ocurrió.

Sin embargo, una de las versiones sobre el caso ofrecida por familiares de Muñoz es que la noche del martes un grupo de unos 15 individuos arrastró a los jóvenes hasta el alcantarillado y los lanzaron por la boca de visita. En el lugar quedaron rastros de sangre de una de las víctimas, que fueron golpeadas, aparentemente en el cráneo.

Otra versión indicaba que supuestamente robaron una motocicleta y los dueños de la misma fueron en su busca al descubrir donde estaba, por lo que se dirigieron hasta las invasiones Ciudad Moro, donde residían los jóvenes fallecidos.

Esta gente habría sometido a cuatro personas, es decir a los tres hombres que fueron asesinados y un cuarto que sobrevivió, conocido como “Piedrita”, y quien logró escapar del sector con la familia por temor a represalias.

ULTIMARON POLICÍA EN DIEGO IBARRA

Un oficial de la Policía de Carabobo, de nombre Gregorio Rivas, de 27 años, fue ultimado a tiros en el interior de una vivienda ubicada en el barrio Primero de Diciembre del municipio Diego Ibarra.

Aunque no se obtuvieron muchos detalles de lo ocurrido, se conoció que un sujeto llegó a la mencionada vivienda y atacó al funcionario.

Los familiares lo trasladaron hasta el hospital Simón Bolívar de Mariara, donde  falleció a causa de las heridas.

Rivas estaba de servicio para el momento de los hechos. Residía en Mariara.

MUERTO HOMICIDA

Este jueves en el mismo barrio Primero de Diciembre, fue abatido Darwin Daniel Cárdenas Tovar, de 19 años, durante un enfrentamiento con funcionarios de la Policía de Carabobo.

Este hombre estaba siendo señalado como el presunto autor material de la muerte del funcionario Gregorio Rivas, ocurrida la noche del miércoles.

OTROS CASOS

Guillermo Parra, de 53 años, fue ultimado a tiros en la urbanización Trigal Sur, al norte de Valencia. En el mismo hecho resultó herido su hijo Daniel Parra.
Al parecer, padre e hijo llegaban a su casa y dos hombres a bordo de una moto los interceptaron y les dispararon.

Francisco Bravo, de 28 años, fue ultimado en el sector Bejumita del municipio Bejuma.
Se conoció que el joven estaba parado cerca de su casa, cuando varios sujetos aún por identificar le dispararon. Malherido corrió hasta su casa y cayó muerto en medio de la sala.

MÉLIDA ESCALA | elsiglo-Valencia
fotos | DENNIS LINÁREZ