Crean una aplicación para tomarse selfies perfectas

Wall Street

A menos que vayas equipado siempre con un “palo-selfie” o tengas un brazo mucho más largo que la media, lo más probable es que tus selfies distorsionen de alguna forma tus rasgos faciales. La solución parece tenerla la Universidad de Princeton (EE.UU.) donde un equipo de investigadores ha desarrollado una herramienta que transforma las fotografías realizadas para que se vean como si un fotógrafo profesional nos hubiera realizado la instantánea.

Así, la aplicación ofrece una visión más realista de estas autofotos. La tecnología empleada puede alterar nuestras poses como si la cámara se hubiera colocado en una posición superior, inferior o incluso en un ángulo concreto para generar el selfie perfecto para compartir en redes sociales, puesto que, a pesar de la fama de los selfies, estas fotografías suelen ser normalmente malas fotos, pues la proximidad de la cámara, como hemos comentado, distorsiona nuestra cara haciendo que la nariz se vea más grande, la frente parezca más inclinada y las orejas se vean más pequeñas de lo que en realidad son.

Esta nueva técnica de software de edición de fotos, presentada ante la conferencia de la Association for Computing Machinery en California (EE.UU.), demuestra cómo la corrección o los cambios sutiles pueden ofrecer una versión mucho más fidedigna de la persona que está siendo fotografiada.

“Ahora que la gente puede editar tantos aspectos de una misma foto directamente en su teléfono , hemos querido ofrecer una manera rápida de editar caras que mantiene el realismo”, aclara Ohad Fried, líder del trabajo.

El nuevo software también podría ser utilizado para crear imágenes 3D en movimiento, al igual que los cuadros parlantes que aparecen en las películas de Harry Potter, según Fried.

La herramienta aún no está lista para ser liberada al público pues están trabajando en otros aspectos, como encontrar la forma de que el pelo de un sujeto se vea natural en las autofotos modificadas. Las variaciones en la textura, el color y el estilo del cabello de cada individuo hacen que sea más difícil de corregir en una imagen que un pequeño rasgo del rostro.

Fuente: globovision