¡Conserva tus alimentos de la forma más eficaz!

Wall Street

¿No te sucede que al poco tiempo de comprar frutas y verduras, se echan a perder? A pesar de que las coloquemos en el refrigerador, nos sigue pasando. Y eso es porque probablemente no tenemos ningún cuidado especial con ellas.

frutas-y-vegetales

Existen un montón de maneras de evitar que lleguemos a este punto, y para que puedas solucionar el problema, ¡mira estos 11 trucos que mantendrán a tus frutas y verduras frescas!

1. No las laves antes de guardarlas

lavando-las-frutas

Contrariamente a lo que pensamos, lo mejor es no lavar las frutas y verduras antes de guardarlas en el refrigerador o en un armario.

Si alguna está sucia, limítate a pasarle un paño o un papel seco. Los lavados puedes quitarles las defensas naturales que poseen contra el moho y la pudredumbre.

2. No todas pueden ir al refrigerador

Los pimientos, pepinos y tomates no deberían almacenarse en el refrigerador, pues se mantienen mejor a temperatura ambiente.

En el refrigerador, pueden perder su consistencia y volverse viscosos. Además, las frutas y verduras no deben almacenarse en el refrigerador hasta que no están maduras, de lo contrario se pudren mucho más rápido.

3. Lo mejor es un ambiente seco

fresas

La humedad solo fomenta la aparición de moho, por eso te sugiero que dentro del recipiente donde almacenes las frutas o verduras, coloca una toalla de papel para que absorba el exceso de humedad y evite que se pudran.

4. Los plátanos afuera del refrigerador

Si almacenas los plátanos en el refrigerador, rápidamente se vuelven negros y pierden su sabor. Lo mejor es mantenerlos a temperatura ambiente pero con el tallo envuelto en papel film o nilón para evitar que se echen a perder.

5. Conservar las verduras cortadas

alimentos-envasados

Conserva los vegetales cortados, en frascos con agua. ¡Se mantendrán frescos por mucho tiempo dentro del refrigerador!

6. El lugar correcto del refrigerador

iEl mejor lugar para las frutas y verduras dentro del refrigerador, es aquel en donde la temperatura es más alta.

Cuanto menor es la temperatura, más difícil es conservar el aroma y la frescura de las frutas y vegetales.

7. Algunas no deben almacenarse juntas

frutas-y-verduras

Así es, hay algunas frutas y verduras que no pueden ser guardadas juntas, pues se pudren más rápidamente.

El primer grupo es el de los plátanos, albaricoques, melones, peras, ciruelas, mangos y tomates. El segundo, y que debe mantenerse lejos de el anterior, se conforma de las manzanas, berenjenas, sandías, papas, calabazas, zanahorias y brócoli.

8. La oscuridad

ajos

Las cebollas y el ajo tienen como mejor amiga a la oscuridad a la hora de mantenerse frescos por más tiempo.

Si no dispones de un sitio oscuro para guardarlos, lo mejor será que los coloques en bolsas con algunos agujeros.

9. Requieren de aire

Las verduras no deberían almacenarse escondidas dentro de un armario, pues necesitan de un buen flujo de aire para mantenerse en buen estado.

Lo mejor será que las conserves en cajones de madera o de plástico, con buena ventilación.

10. Envolver el apio

apio

El apio durará más tiempo en buen estado si lo envuelves en papel de aluminio y lo guardas en el refrigerador. De lo contrario, perderá su sabor y consistencia.

11. El tallo de los tomates

El área alrededor del tallo es la parte más delicada de los tomates, pues allí es por donde empiezan a pudrirse.

Así que para ser almacenados, lo mejor es que los coloques con el tallo hacia arriba, y van a durar más tiempo frescos.

¡Genial! Con estos trucos lograrás que tus frutas y vegetales se conserven en buen estado por mucho más tiempo, ¡y lo mejor es que son muy simples!

 

Fuente: iMujer