Conoce cómo cambiar el sabor del semen y disfrútalo.. Mmm…

Wall Street

 ¿Sabías que el sabor del semen se puede cambiar?

Como bien saben, el sexo oral es una práctica natural en todas las relaciones de pareja. Hay quienes disfrutan con ello y otras mujeres que lo hacen solo para estimular a su chico porque encuentran que el sabor del semen no es de su agrado. Hay que tener en cuenta que el semen está compuesto en un 90% por fluido seminal; es decir, vitaminas, azúcares, minerales y proteínas. Hay muchas mujeres que aseguran que el semen de su pareja es amargo y otras, que es dulce. En esta disparidad de criterios, la alimentación juega un papel fundamental y como en casi todo, el tipo de alimentos que consuman tiene una consecuencia directa en su organismo. Es obligatorio llevar una dieta balanceada. Pero vayamos a lo importante, ¿cuáles son los alimentos que pueden darle un mejor sabor al semen de sus chicos?

lengua

Mejoran el sabor: Las frutas son buenísimas para endulzar el sabor del semen. Traten de que su pareja consuma, al natural o en jugos. Además de ser excelentes para nuestro organismo, notarán cómo el sabor se va endulzando poco a poco. Es muy importante también la hidratación, así que como siempre, beber mucha agua también es clave.

Empeoran: Consumir muchos fritos, grasas o el consumo exagerado de sal suele aumentar la salinidad del semen; es decir, que el sabor será más amargo.

Si a pesar de todo lo adelantado, siguen sin estar convencidas del sabor, siempre pueden enmascararlo con dulces o sabores que venden en tiendas especializadas; eso sí, siempre con mucho cuidado de no atragantarse al practicarlo.

A la hora de realizar sexo oral, la higiene es fundamental. No duden en decirle a su pareja que se mantenga aseado si quiere practicarlo.

Tengan en cuenta también que las enfermedades de transmisión sexual también se contagian a través del sexo oral; es decir, tomen precauciones si lo practican con alguien que no es su pareja habitual.

Si tienen cualquier duda al respecto, no duden en consultar a su ginecólogo. Nadie mejor que los profesionales en el sector para saber cómo reaccionan el cuerpo y nuestros órganos ante determinadas prácticas sexuales. Si se hace con ganas, todo saldrá mejor.

Fuente: Siempremujer