ABRIRNOS AL CAMBIO

La semana pasaba tuve la oportunidad de reunirme con el Consejo de las Américas, una organización de empresarios, inversionistas y líderes de opinión que buscan el desarrollo económico y social del continente. El Mundo está a la expectativa de lo que sucede en Venezuela. Espera confianza para invertir en nuestro país y así generar millones de oportunidades.

Columnista JULIO BORGES

Lamentablemente nuestra economía absolutamente cerrada, sostenida por el alfiler del rentismo petrolero, que generó millones de dólares, que lamentablemente terminaron en los bolsillos de algunos pocos. Un rentismo petrolero que ayudaron a profundizar mientras se destruyó la productividad de nuestra economía, expropiando 6 mil empresas y 4 millones de hectáreas que destruyeron las oportunidades para todos los venezolanos. Como lo demostró la política errada de cerrar la frontera señalando que se llevaban los productos de Venezuela a Colombia y por ello la escasez. Cuando la fuerza de la realidad demostrada en imágenes de miles de venezolanos desesperados para comprar los alimentos y medicinas que hoy no consiguen tras ser reabierta.

Es injusto e inaceptable que cada día 4 millones y medio de venezolanos coman una sola vez al día, que 9 millones solo logren comer dos veces al día y que el sueldo de los venezolanos apenas alcance para comprar el 10% de los alimentos. La escasez generada por la destrucción de la producción a través de las expropiaciones, la falta de divisas por la corrupción y a disminución del precio del petróleo, los controles de precio y de cambio, así como el aumento de la inflación por la impresión de billetes sin respaldo cada día empobrecen más a todos los venezolanos. Venezuela debe cambiar, por eso estamos decididos a revocar a este gobierno, este año.

El Consejo Nacional Electoral viola el artículo 72 de la Constitución y el propio reglamento que realizó en el año 2007. Incumpliendo sus propios lapsos. Buscan impedir el Referendo Revocatorio, pero vamos a arrancárselo de las manos. Contra la decisión del pueblo no hay nadie que pueda. Por eso, todos juntos, debemos exigir en la calle el 1º de septiembre el último paso para realizar el revocatorio este año: la recolección del 20%. Allí millones de venezolanos sellaremos la realización del referendo revocatorio en 2016. Será un paso fundamental para dejar claro que Venezuela quiere referendo y lo vamos a realizar. Hay que dejar atrás una Venezuela y unas instituciones cerradas al cambio y empezar a abrir nuestra economía a un futuro de oportunidades para todos.

Por Julio Borges
borgesjulio2015@gmail.com