Se bañó en gasolina y se quemó solo por celos

Wall Street

Iris Daniela Peña Durán, de 15 años, no soportó que su madre prefiriera a su hermana mayor. Tomó una pimpina de gasolina, se encerró en el baño y luego se prendió fuego. Su padre al escuchar la explosión trató de auxiliarla, la trasladaron al Hospital Coromoto (Zulia), pero luego de 24 horas falleció.

fuego suceso

“No le di el amor suficiente”, repetía Onorio Finol, padre de la adolescente. Las discusiones en la casa de su madre, donde residía con sus tres hermanos, se volvieron más agresivas, lo que provocó que la joven se marchara del hogar.

La adolescente se mudó a una parcela del sector San Ignacio, en el municipio Santa Rita, con su padre desde hace un mes.

Onorio recordó que su pequeña intentó, el pasado 28 de julio, cortarse las venas. Discutió con su hermana y luego atentó contra su vida. Los familiares se dieron cuenta y la auxiliaron. Esta vez no pudo ayudarla.

La adolescente aprovechó el pasado jueves que su padre estaba ocupado para bañarse en gasolina. “Solo escuché la explosión”, corrió al baño y la puerta estaba cerrada, su hija daba gritos mientras él intentaba abrirle. Cuando lo logró, apagó las llamas y buscó ayuda.

A la herida la llevaron al Hospital I Dr. Senen Castillo Reverol “pero allí no duró ni 30 minutos”. Los médicos la remitieron al Hospital Coromoto. Allí le trataron quemaduras de tercer grado en 98 por ciento de su cuerpo.

A nueve días de cumplir 16 años, su padre esperaba la entrega del cuerpo para darle sepultura. “No la llevaré a comer pizza, como ella quería para su cumple”.

Fuente: La Verdad