Por esta razón acusan a Peña Nieto de “pirata”

Wall Street

 El presidente Enrique Peña Nieto plagió extensos pasajes de la tesis que presentó para su título de abogado, sostuvo un medio noticioso mexicano.

ENRIQUE PEÑA NIETO

El sitio Aristegui Noticias publicó el domingo un informe en el internet basado en un análisis de la tesis del presidente realizado por un grupo de académicos y corroborado, dijo, por el medio noticioso.

Sostuvo el que el 29% del material de la tesis provenía de otros trabajos. Presuntamente copió, palabra por palabra y sin atribución ni mención en la bibliografía, 20 párrafos de un libro del anterior presidente Miguel de la Madrid.

Un vocero de Peña Nieto dijo el domingo por la noche que el presidente cumplió todos los requisitos para obtener su título en Derecho. También restó importancia a los que llamó “errores de estilo” de un trabajo académico escrito hace 25 años.

Peña Nieto no mencionó la controversia el lunes mientras habló frente a los estudiantes en su antigua escuela primaria en la ciudad central de Toluca, donde puso en marcha el nuevo año escolar.

La tesis titulada “El presidencialismo mexicano y Alvaro Obregón” fue presentada en 1991 a la Universidad Panamericana.

El sitio es dirigido por la periodista Carmen Aristegui, quien informó en 2014 que la esposa de Peña Nieto estaba comprando una casa financiada por un contratista del gobierno. La primera dama desistió finalmente de la transacción y últimamente Peña Nieto dijo que comprendía por qué el escándalo de la llamada “Casa Blanca” había disgustado a tantos mexicanos.

Varios meses después de la publicación de ese trabajo, Aristegui fue despedida por la radio donde trabajaba con su equipo investigador. Posteriormente aparecieron online.

Una encuesta reciente del diario Reforma, de circulación nacional, halló que la tasa de aprobación de Peña Nieto era del 23%, la más baja para un mandatario desde 1995, cuando comenzó el sondeo. El margen de error era de 3,3 puntos.

No es la primera vez que se pone en tela de juicio el rigor académico del presidente.

En 2011, cuando era candidato, se equivocó cuando le preguntaron cuáles eran los tres libros que más lo habían influenciado. Primero dijo la Biblia, pero luego mencionó otros sin identificar correctamente a sus autores.

Fuente: AP

Lea también: Brasil se vuelve a concentrar en el juicio contra Rousseff