Continúa militarizado Mercado Libre de Maracay

Wall Street

En la continuación de la medida de cierre temporal del Mercado Libre de Maracay, ayer este centro de abastecimiento amaneció tomado por las fuerzas militares, mientras que algunos dueños de locales hicieron acto de presencia en el sitio para mantenerse al tanto del procedimiento.

Largas colas se formaron desde tempranas horas del día
Largas colas se formaron desde tempranas horas del día

Sin embargo, se vivieron momentos de incertidumbre, ya que gran numero de personas que se concentraron en las afueras del mercado manifestaron su deseo de adquirir los productos incautados en el procedimiento del viernes.

Cabe recordar que el Mercado Libre, ubicado en la avenida Ayacucho, fue tomado por parte de la Zodi-Aragua, a cargo del General de División Eldan Rafael Domínguez Fortty, donde se decomisaron 3.362 de alimentos de primera necesidad como arroz, pasta, café y leche, medida efectuada bajo el operativo de la Gran Misión Abastecimiento Soberano.

Tras el procedimiento, ayer desde muy temprano se formaron largas colas a las afueras de dicho mercado para la compra de los rubros que fueron decomisados, luego de que los jefes castrenses manejaran la posibilidad de proceder a esta venta controlada.

Ante esta situación, algunos comerciantes manifestaron su preocupación con respecto a esta situación. Al respecto, Luís Beltran, quien tiene un puesto en el mencionado mercado, aseguró que desde las primeras horas del día se apostaron en el lugar para evitar que las personas saquearan los locales. Agregó que varios de los dueños de los puestos decidieron no abrir durante el fin de semana hasta que sea solucionado el problema; “sacrificamos dos días, pero resguardamos el local”, dijo.

Por su parte, Maritza Bolívar, dueña de un local en el mercado, explicó que los castrenses, conjuntamente que funcionarios del Sundde y otros entes, realizaron la inspección a los distintos locales donde decomisaron la mercancía que no contaban con los soportes correspondientes como facturación, situación que conllevó a la pérdida de los productos.

Cabe destacar que la gran mayoría de los comerciantes no perdieron su día de trabajo ya que se ubicaron a los alrededores del mercado para vender sus alimentos y productos, mientras que los consumidores esperaban bajo el sol que abrieran el mercado.

Durante la jornada las fuerzas militares no ofrecieron información oficial sobre el proceso de venta o la fecha de reapertura del mercado intervenido temporalmente.

 

ZULEIKA ROSALES | elsiglo
fotos | MAIKELL HERRERA