Ajuste del salario impacta en mínimo a las empresas

Wall Street

El peso del incremento del salario integral, el 50% de la remuneración básica más el del bono alimentación que subió en cálculo 4,5 puntos, de 3,5 a 8 puntos de la Unidad Tributaria a diario en un lapso de 30 días, no representa un impacto fulminante en el cálculo de los gastos de personal de una empresa, como se quiere hacer ver, dijo el viceministro del Sistema Integrado de Inspección Laboral, José Ramón Rivero.

salario

“Los gastos que genera la nómina de una empresa, oscilan entre 10% y 20%, dependiendo de su tamaño. Una media es de 15% en Venezuela. Entre el ticket alimentación y el aumento del salario base. El integral representa un incremento global del ingreso familiar de 95%, esto significa que si la empresa ajusta el precio de su servicio o mercancía y lo eleva 19%, como lo contempla la Ley de Precios Justos, podrá hacer frente sin problemas al pago de los beneficios. Está comprobado que el impacto para el empresario es pequeño”, aseguró

Considera, por tanto, que el aumento en el salario mínimo no justifica los despidos.

“Tenemos que recordar que los trabajadores están amparados por la inamovilidad laboral, si la empresa prescinde de los servicios de un ciudadano, sin que haya incumplido con sus deberes, éste puede dirigirse a la Inspectoría del Trabajo más cercana, plantear su caso y solicitar una orden de reenganche inmediato, si aún con esta orden va a su lugar de trabajo y el patrono se niega a ingresarlo a la nómina, puede volver a la Inspectoría y será asistido por un inspector supervisor que lo acompañará en presencia del patrono, si tampoco así es reenganchado, el funcionario del Ministerio del Trabajo puede ir con el trabajador a la Fiscalía a solicitar que se ordene la asistencia de la fuerza pública, si esto no funciona, el patrono puede ser detenido hasta que no cumpla con la Ley y reingrese al afectado. No es esto lo que se quiere, pero se debe hacer cumplir la Ley”.

Alternativas

Atribuyó el funcionario la alarma de los pequeños empresarios, a “modelos de gestión muy tradicionales” que no aprovechan proactivamente las ventajas competitivas que ofrece el mercado nacional.

“Hay un sistema de subsidio en gasolina y electricidad, que no existe en otras naciones. Es bueno que sepan además que el artículo 148 de la Ley Orgánica del Trabajo establece mecanismos de protección para las empresas. En caso de que se les presenten problemas que ponen en riesgo la estabilidad del negocio, pueden plantear su situación ante el Ministerio del Trabajo, se establecen mesas de trabajo- afirmó que en estos momentos hay alrededor de 100 tratando estos temas en el marco del Consejo Nacional de Economía Productiva- en las que se llegan a acuerdos para ayudarlas a seguir adelante y cumplir con los compromisos planteados”, apuntó Rivero en conversación con El Universal.

De hecho, el artículo 148 de la Lottt establece que cuando exista peligro de extinción de la fuente de trabajo por razones técnicas o económicas, el Ministerio del Trabajo podrá intervenir de oficio o a petición de las partes en aras de proteger el empleo.

Es decir, se ordena la instalación de una instancia de “protección de derechos” con participación de los trabajadores, quienes gozan de inamovilidad todo el tiempo que sea necesario, observa la norma.

“Hay empresas, por ejemplo, que tienen problemas para exportar porque se le presentan dificultades con la solvencia del Seguro Social, allí intervenimos y contribuimos a salidas contempladas en el marco legal como un convenimiento de pago de la deuda para liberar los procedimientos de exportación”, explicó.

Ratificó que los mecanismos de la Lottt buscan blindar al trabajador y proteger su fuente de ingreso, pero también tiende la mano al empresario cuando éste lo necesita, por lo que estima que las iniciativas empresariales privadas no deben optar por medidas como dejar cesante al personal o incumplir con disposiciones decretadas, como los recientes aumentos, amparados en la falta de recursos para responder a sus obligaciones con sus empleados, recomendó.

Sin confirmación

“Continuamos evaluando cómo se está comportando el mercado y el poder adquisitivo del venezolano. Hay una acción colectiva del Gobierno que está analizando la situación con mucha acuciosidad, por eso se han tomado un conjunto de medidas para contener todos aquellos procesos que perjudiquen al más débil. El desempleo, por ejemplo, está contenido alrededor de 7%, ése es un logro importante en el actual escenario planteado en el país, que se suma a la acción generalizada que se ha desplegado para aumentar y mantener la producción”, decantó el declarante.

Rivero no confirmó ni descartó la posibilidad de un cuarto aumento de salario mínimo antes de que culmine el año, por cuanto, aseveró que será el resultado del estudio permanente de la fortaleza del poder adquisitivo, lo que coadyuvará a la toma de la decisión más adecuada, si se aumenta o no el salario, amplió el funcionario.

Supervisión

A partir de la segunda quincena de septiembre, el Ministerio del Trabajo iniciará una jornada intensiva de operativos de supervisión que le permita verificar el cumplimiento en el pago de los últimos beneficios laborales decretados por el Presidente de la República, así como la salud laboral de las empresas, en todo el país.

Así lo informó Rivero, quien contabilizó en 300 visitas al día la capacidad operativa para desarrollar las jornadas previstas, que se ejecutarán para frenar así, cualquier medida negativa que puedan ejecutar las empresas contra sus trabajadores, precisó el Viceministro.

Amplió que los operativos hasta ahora son informativos para que los patronos y sus trabajadores entiendan el alcance de las medidas, y tanto unos, como otros conozcan sus derechos y deberes.

“Las jornadas de supervisión inician en la segunda quincena de septiembre porque es el último de agosto cuando las empresas deben comenzar a cancelar el bono alimentación con el aumento de salario en vigencia desde el 1 de este mes”, especificó el viceministro Rivero.

–Hay una medida en el artículo 4 del Decreto 2.430, que no ha sido suficientemente divulgada, en torno a que aquellas empresas que estaban dando a sus trabajadores servicio de comedor, viandas o cualquier otro tipo de medida alimentaria, deben además depositar a sus empleados el monto total del beneficio, con su aumento, es decir los Bs 42.480 a partir del primero de agosto de este año, enfatizó además el titular.

El monto del bono de alimentación ha crecido al menos en 529,3% de enero a agosto de este año. En el primer mes de 2016 éste se ubicaba en Bs 6.750, en marzo vía presidencial subió a Bs 13.275, luego en mayo de nuevo se decretó un aumento de 5.310 bolívares del bono alimentación por lo que este beneficio creció a Bs 18.585; con el ajuste de agosto se incrementó a 42.480 bolívares.

Fuente: El Universal