Esto es lo que esconde la medalla de oro de los Juegos Olímpicos

Wall Street

Todo el mundo se paraliza cada cuatro años para sentir la emoción de los Juegos Olímpicos, un evento que data desde 1896, y que todos los atletas quieren su lugar en ese tan esperado podio, a los que se les entregan medallas de oro, plata y bronce para el primer, segundo y tercer lugar respectivamente.

medalla-de-oro-Río2016

Pero esas medallas no son lo que parece, como dice el dicho, “no todo lo que brilla es oro”. Y es que la tan anhelada presea dorada está compuesta por tan solo 1,34% de oro, 92,5% es de plata y otro 6,16% de cobre, es decir que el “Oro Olímpico” es mayormente de plata.

Por otro lado, la medalla del subcampeón está formada por 92,5% de plata y un 7,5% de cobre, mientras que la del tercer lugar es 97% cobre, 2,5% zinc y 0,5 de estaño.

Pero ¿Por qué no son de oro puro? Para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río 2016, se fabricaron cerca de 2.488 medallas. 812 de oro, 812 de plata y 864 de bronce, si la máxima presea, la cual tiene un peso de 500 gramos y 85mm de diámetro, fuera de oro puro, costarían cerca de 76.000$ cada condecoración, lo que elevaría excesivamente los costos para la premiación.

Como dato particular, en los Paralímpicos de Río, los atletas con limitaciones visuales, podrán escuchar sus medallas. Por primera vez las preseas contaran con pequeñas bolitas de acero que al sacudirlas suenan de manera diferente para cada tipo de metal.

Fuente: Líder en Deportes