Lo que debes saber sobre el emblemático Carlos Cruz-Diez

Wall Street

Hoy el mundo del arte celebra los 93 años de Carlos Cruz-Diez, uno de los máximos representantes del arte óptico y cinético en el mundo.

Carlos-Cruz-Diez

Carlos Cruz-Diez nació en Caracas, Venezuela, el 17 de agosto de 1923 aunque vive y trabaja en París desde 1960.

Teórico del color, su investigación se fundamenta en cuatro condiciones cromáticas: sustractiva, aditiva, inducida y refleja. Su trabajo ha aportado una forma nueva de conocimiento del fenómeno cromático, ampliando considerablemente su universo perceptivo.

El trabajo de Cruz-Diez gravita alrededor del color concebido como una realidad autónoma, desprovista de anécdotas, que evoluciona en el espacio y en el tiempo reales, sin pasado ni futuro, en presente perpetuo. En sus obras, el color se presenta como una realidad que puede existir sin ayuda de la forma e incluso sin ayuda del soporte.

Su trabajo comprende ocho investigaciones: Couleur Additive, Physichromie, Induction Chromatique, Chromointerférence, Transchromie, Chromosaturation, Chromoscope y Couleur à l’Espace.

El piso y la pared del pasillo central del Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar están adornados con una obra del artista cinético denominada Cromointerferencia de color aditivo.

Carlos Cruz-Diez

El artista es presidente de la Fundación del Museo de la Estampa y del Diseño Carlos Cruz-Diez en Caracas y miembro de la Orden de Andrés Bello (OAB). En el 2005 su familia crea la Cruz-Diez Foundation3 dedicada a la conservación, desarrollo, difusión e investigación de su legado artístico y conceptual.

“En mis obras, el color aparece y desaparece en el transcurso del diálogo que se genera con el espacio y el tiempo real. Simultáneamente, aparece de forma incuestionable el hecho de que la información adquirida, así como los conocimientos memorizados en el transcurso de nuestra experiencia vital, no son, probablemente, ciertos… al menos parcialmente”.

Carlos-Cruz-Diez-2

Es posible, además, que gracias al color, abordado a través de una “visión elemental” desprovista de significaciones preestablecidas, podamos despertar otros mecanismos de aprehensión sensibles más sutiles y complejos que los impuestos por el condicionamiento cultural y la información masiva de las sociedades contemporáneas

Fuente: Noticia Al Día