La solución virtual para las relaciones a distancia ¡Te Encantará!

Wall Street

Si tienes una relación a distancia seguramente entiendas a qué nos referimos. Aunque el sexo no es el motor principal en una relación, sí que es una de las partes más importantes y que más llegamos a necesitar.

sexo-virtual

Por eso hoy queremos mostrarte una solución ideal para amenizar esas épocas de sequía: el cibersexo. Las nuevas tecnologías han dejado atrás el sexting y lo han hecho evolucionar. Gracias a los ordenadores, a los innovadores juguetes sexuales y a diversas aplicaciones móviles, podemos vivir el sexo de manera diferente. Hoy te contamos todo lo que hay saber para practicar cibersexo y qué factores hay que tener en cuenta.

¿Cómo practicar cibersexo?

 El elemento más importante a la hora de mantener una relación sexual a distancia es un ordenador. Una vez que estamos conectados con nuestra pareja, tanto visual como de manera sonora, lo más importante es actuar con naturalidad. La confianza en nuestra pareja es lo más importante para sentirnos cómodas y no forzar la situación.

1. Actúa tal y como lo harías si tuvieras a tu pareja al lado. Simplemente hay que pensar qué cosas haríais si pudieseis estar juntos físicamente. Para comenzar, puedes ir desprendiéndote de la ropa lentamente delante de la pantalla: atrévete con un insinuante striptease para ir calentando la situación.

2. Desata tu imaginación. Ya que no podemos demostrarle físicamente a nuestra pareja todo lo que nos gustaría hacer con ella, es importante que lo describamos mediante las palabras. Pídele que te explique con detalle qué partes de tu cuerpo le gustaría besar, dónde querría tocarte o cómo y dónde le gustaría hacerlo. Es el momento perfecto para recurrir a cualquier fantasía erótica que tengas en mente y hacérsela saber.

3. Explora tu propio cuerpo. Para llegar al orgasmo esta vez dependes de tus propias manos. Por eso es importante que conozcas bien tu cuerpo: la masturbación será en esta ocasión tu gran aliada. Tócate mientras escuchas cómo tu pareja te describe lo que quiere hacer contigo y pídele a él que también lo haga. No tengáis reparo en compartir ese momento tan excitante delante de la cámara.

4. Utiliza juguetes sexuales. Pueden ser muy útiles a la hora de aliviar las ganas y, aunque se suelen reservar para la intimidad, podéis incluirlos en vuestra sesión de sexo virtual. Existen infinidad de ellos, tanto para hombres como para mujeres. Aquí te dejamos algunas de las opciones más populares:

Apps para desatar la pasión

Las nuevas tecnologías han querido profundizar en el campo del cibersexo para hacer más llevaderas las relaciones a distancia. Además de juguetes sexuales, en los últimos años también se han desarrollado diferentes aplicaciones enfocadas al placer virtual. Estas son algunas de las más utilizadas:

  • Skype: se trata de las más sencilla y popular. Nos permite realizar videollamadas a través del ordenador o el móvil, lo que facilita la situación a la hora de tener sexo virtual ya que podemos ver a nuestra pareja en tiempo real.
  • Bliss: esta aplicación transforma el sexo en un juego. A través de ella puedes elegir tu música favorita para el momento, seleccionar qué ropa llevas puesta y ajustar tus preferencias sexuales. Lanzando los dados, la aplicación os dirá cuál es el siguiente paso para ir subiendo la temperatura entre los dos.
  • Fundawear: se trata de una idea creada por la marca de preservativos Durex, quienes lanzaron hace poco una colección de ropa interior que se puede conectar a nuestro smartphone mediante una aplicación. Con ella podemos enviar vibraciones a nuestra pareja, que las sentirá en puntos específicos gracias a unos motores vibratorios que están instalados en la ropa.
  • Klic Klic: más que una aplicación, se trata de un un juguete erótico que podemos encontrar tanto en versión masculina como femenina. Tiene la forma de un vibrador normal, solo que éste incorpora una innovación: se puede conectar a través de bluetooth o Internet para para compartir con nuestra pareja las sensaciones y transmitir simultáneamente los movimientos sexuales a través de vibraciones.

¿Qué hay que evitar a la hora de tener cibersexo?

Aunque es un buena experiencia que nos permite conectar con nuestra pareja, antes de practicar este tipo de sexo hay que tener en cuenta una serie de factores. En primer lugar, no te sientas presionada al hacerlo, es algo que tiene que apetecerte y con lo que te tienes que sentir cómoda. Antes de hacerlo, comprueba que no haya nadie en casa y que te encuentras sola, parece algo evidente, ¡pero recuerda que las paredes tienen oídos! Y por último, es importante que protejas tu intimidad y te asegures de que nadie está grabando el momento. La webcam de nuestro ordenador es uno de los elementos más susceptibles a los hackers, por eso es recomendable descargarse algún programa que nos proteja de espías indeseados.

Un toque de romanticismo

Obviamente, en una relación no todo se reduce al sexo: también es importante mantener el romanticismo. Por muchos kilómetros que nos separen de nuestra pareja, no podemos olvidarnos nunca de decirle esas dos palabras que tanto nos gusta escuchar. ¡Te enseñamos cómo decir te quiero en 101 idiomas diferentes!

fuente: enfemenino