Madre acusa a funcionarios del Cicpc de haber ajusticiado a su hijo en su casa

Wall Street

En la medicatura forense de Bello Monte, indignada, adolorida y llorosa, Belkis Bello, relató que al mayor de sus tres hijos, Osvel Cohen (21), lo mataron en el interior de su casa, funcionarios del Cicpc, adscritos a la Subdelegación Simón Rodríguez. El hecho se registró en la quinta Fogade, ubicada en la calle Humbolt de Chacaíto, Distrito Capital.

morgue-Bello-Monte

Para el momento del suceso, la víctima estaba durmiendo con su hijo de 2 años de edad. “Una persona observó que de cuatro unidades identificada del Cicpc, descendieron unos 20 hombres armados. Con una mandarria reventaron la puerta y fueron a una de las habitaciones donde estaba mi hijo con mi nieto. Corrió hacia el bañó pero le dieron tres tiros. Serían como las 6:30 a 7:00 de la mañana”.

La señora indicó que en la residencia, además de su hijo residen dos sobrinas, una de ellas funcionaria de PoliChacao, que se encontraba de guardia, y la otra estaba en la cola de un supermercado, yo estaba trabajando en un restaurante, donde me fueron a avisar. La prima que estaba en la cola abandonó el lugar y al llegar escuchó las detonaciones”.

Señaló que “mi hijo no usaba armas de fuego, ni hojilla usaba, y luego me enteré que los funcionarios dijeron que se trató de un enfrentamiento, no era delincuente. Si tenía algo pendiente con la justicia, se lo hubiese llevado preso, no matarlo. Asesinan a inocentes, mientras que no pueden con los malandros”.

Reveló que los funcionarios se llevaron de la casa una laptop y tres bolsas contentivas de chupetas, que había comprado una de sus sobrinas, que tiene un puesto de ventas de chuchería. Y de mi sobrina, la funcionaria, se llevaron varios paquetes de toallas íntimas, que las compró un día antes, fiadas, por la caja de ahorro”.

“Cuando llegué al lugar, uno de los funcionarios tenía una chupeta en la boca, y al exigir explicación sobre la muerte de mi hijo, se reían con burla. Y aseguraban que se trató de un enfrentamiento, y una sarta de mentiras”.

La señora Bello admitió que cuando su hijo era adolescente, se ganaba la vida de buhonero en Chacao, y fue detenido, porque en el forcejeó con una funcionarias que le prohibió vender en la vía pública, la uniformada resultó con una lesión.

“Mi hijo estuvo bajo régimen de presentación. Cumplió la falta y luego quisieron involucrarlo en el robo de auto, por otros PTJ, pero al pasar a tribunales, en el juzgado lo dejaron en libertad plena”

OTROS CICPC

Asuntos Internos del Cicpc realiza averiguaciones y procedió a detener varios funcionarios adscritos a la Brigada de Investigación y Protección de Niños, Adolescentes, Mujeres y Familia, por un procedimiento irregular llevado a cabo en la recuperadora de metales, La Matica, ubicada en el sector del mismo nombre, kilómetro 25 de la carretera Panamericana, vía Los Teques, estado Miranda.

Al comercio ingresaron varios funcionarios que dijeron ser del Cicpc y que iban a realizar una inspección. El propietario exigió orden de allanamiento y no le mostraron ningún documento. Al salir los funcionarios, se percató que se habían llevado 16 mil 700 dólares y una pistola de su propiedad.

El agraviado denunció el caso en el Cicpc, y minutos después, recibió la llamada de uno de losfuncionarios que participó en el allanamiento, le exigió que no denunciara el procedimiento en la policía y que le iban a devolver el arma de fuego.

Como la denuncia ya se había realizado, los investigadores realizaron un rastreo y lograron detectar el número telefónico de donde habían llamado al comerciante para regresarle su pistola.

Belkis Bello, aseguró que a su hijo lo mataron en presencia de su nieto de dos años

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | el siglo-Caracas
Foto | JOE HEREDIA