Encuentran más de 50 toneladas de pollo y pescado descompuestos

Wall Street

El superintendente nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, William Contreras, informó sobre el decomiso de un total de 57 mil 239 kilos de pollo, gallina y pescado pertenecientes a las empresas de alimentos Biangimar, C.A. y Avicomar C.A. ubicadas en la zona industrial II del sector El Tambor, estado Miranda.

1995065575d44ebaac7a4ecdb59a18d3

Gran parte de los productos fueron encontrados en estado de descomposición, mientras que otros habrían sido tratados con químicos para ser posteriormente vendido, indicó el funcionario.

“Estamos en presencia de un acto de acaparamiento de productos desde el mes de enero, pero también debemos resaltar el hecho criminal de alterar con químicos esta mercancía y pretenderla vender atentando contra la salud del pueblo venezolano”.

La autoridad destacó que al momento del primer abordaje la Contraloría Sanitaria ordenó el cierre del establecimiento por 120 horas, por los altos niveles de insalubridad presentados en el local, donde además se detectó la manipulación y alteración de los alimentos almacenados en las cavas refrigeradoras.

86dc035b4f2b431e901f24d60861d24c

“Encontramos 19 mil 458 kilos de pescado que no estaban aptos para el consumo humano y 37 mil 781 kilos de pollo y gallina, de los que se están esperando los resultados de laboratorio por parte de la Contraloría Sanitaria”.

Especulación y evasión fiscal

Contreras detalló que al revisar la operatividad comercial de las empresas se detectó la venta a clientes denominados “VIP” para evadir la regulación establecidas por la Sundde.

“La empresa distribuía el pollo a clientes denominados VIP con altos márgenes de sobreprecio, el kilo de pollo entero que está regulado a Bs. 850, lo vendían a Bs. 2.125, generando un margen especulativo de 150%”.

Por otro lado, el jefe de la Zona de Defensa Integral del estado Miranda, G/D Pedro Álvarez Bellorín, manifestó que en la inspección se encontraron más de 7 mil bombillos ahorradores de luz, pertenecientes a la misión de ahorro energético (Misión Luciérnaga) y que “no cuentan con ningún elemento comprobante que les permita tener estos productos en sus depósitos”.

Fuente: Globovisión