Sismógrafos, un devastador peligro en manos de los hackers

Wall Street

¿Qué pasaría si un falso terremoto de magnitud 8 en la escala Richter “sacudiese” la ciudad de Madrid? Probablemente, aunque sólo se tratase de un engaño, la economía del país sufriría una breve convulsión y algunas empresas tendrían serios problemas por efecto de la incertidumbre. 

Esto es lo que sostienen Bertin Bervis y James Jara, dos investigadores de seguridad de Costa Rica que aseguran que los sismómetros instalados en distintos puntos del planeta son vulnerables a la piratería.

Los sismómetros o sismógrafos miden las ondas sísmicas para lanzar alertas anticipadas de desastres naturales, como terremotos o erupciones volcánicas.

Bervis y Jara descubrieron que estos instrumentos están conectados a Internet pero carecen de sistemas de seguridad apropiados.

En la conferencia de hackers Defcon 24 demostraron que habían encontrado una forma de piratear los sismómetros submarinos y otros que están en lugares remotos de la Tierra.

Los expertos dijeron que piratear estos aparatos -incluidos los sistemas de seguridad de los pozos de petróleo, gas y de las minas– podría tener consecuencias nefastas, por no mencionar la crisis económica que se desataría en las bolsas de todo el mundo.

“Están jugando con los dispositivos que miden los desastres naturales. Esto podría conducir a un sabotaje económico contra un país en particular o una empresa”.

La mayoría de sismómetros instalados actualmente son dispositivos Taurus y Trillian desarrollados por la compañía Ontario Nanometrics. Algunos de ellos, como los Taurus, utilizan servidores web que transmiten datos sin cifrar, como ubicaciones y coordenadas muy precisas.

El otro producto de Nanometrics, Trillian, fue diseñado para entornos difíciles y ejecuta un entorno Linux también susceptible a los ciberataques.

Fuente: globovisionMaracay, Aragua, Venezuela, elsiglo, elsiglocomve, periódico, noticias