Murieron secuestrado y 2 captores por explosión de granada

Wall Street

Un arquitecto que fue secuestrado y dos personas que lo habían plagiado murieron cuando uno de los captores manipuló una granada con la que amenazaban al cautivo y el artefacto explotó en el interior de un Hyundai Getz color gris. El conductor y el copiloto huyeron del sitio.

Granada

El suceso ocurrió a las 12:10 de la madrugada en el distribuidor Plaza Venezuela a la salida de la autopista Francisco Fajardo, en sentido este-oeste. Los muertos fueron identificados como Jean Franco Cesa Perreca, de 25 años de edad, quien fue secuestrado; Jean Carlos Rodríguez Álvarez, de 21 años, y Deiker Miguel Ramírez Hernández, de 24 años, quien tenía un chaleco antibalas. Los tres cadáveres estaban en el asiento de atrás del carro. El cautivo estaba con la cara cubierta en medio de los dos plagiarios.

Cesa Perreca era arquitecto, egresado de la Universidad Simón Bolívar. Nació en Cleveland, Ohio, Estados Unidos. Estaba domiciliado en Chuao.

Una comisión del Sebin llegó al sitio cuando a través de la sala de transmisiones se recibió la información sobre el estallido de un artefacto.

Testigos que pasaban por la autopista Francisco Fajardo informaron a los organismos policiales que el arquitecto fue sacado de su auto Toyota Yaris negro por un grupo de hombres armados que lo introdujo en el Hyundai Getz.

Cuando se produjo el estallido del artefacto, piloto y copiloto huyeron y presumen que se fueron en el Yaris que fue seguido por una comisión de la Policía Nacional Bolivariana, pero no lo alcanzaron. Vieron que entró en predios de la parroquia 23 de Enero.

Más tarde una comisión de Polichacao localizó ese vehículo que fue abandonado en un sector de la autopista Francisco Fajardo.

Sospechan que los autores del plagio serían integrantes de la banda que dirige un hombre apodado Macuá, que reside en El Observatorio del 23 de Enero.

Nelly Rangel, empleada de un hotel cercano a Plaza Venezuela, aledaño al sitio del suceso, indicó que no es la primera vez que matan a alguien en la zona. Señaló que donde trabaja roban constantemente. En dos años los han robado tres veces.

Fuente: El Nacional