Bandas criminales cazan a los escoltas

Wall Street

Diecisiete escoltas han sido asesinados en lo que va de 2016, de los cuales a 10 los despojaron de sus armas de reglamento, según cifras de la Asociación Bolivariana de Escoltas de Venezuela.

sucesos-disparos

El sargento (R) Armando Rodríguez, presidente de la institución, indicó que la cifra bajó con respecto a agosto del año pasado, cuando fueron asesinados 22 escoltas en la Gran Caracas. Sin embargo, Rodríguez se mostró preocupado al detallar que la cifra anual no ha dejado de aumentar desde 2012.

“Una gran parte de los escoltas y funcionarios asesinados son estudiados y ejecutados por bandas criminales. Buscan el arma de la víctima para seguir equipándose más de lo que ya están. Se han convertido en un objetivo fácil porque la mayoría vive en lugares populares o barriadas y deben llegar a altas horas de la noche a esos sitios con su arma y la moto que utilizan para su trabajo”, explicó Rodríguez.

Tal fue el caso de Robinson José García Nava, oficial de la Policía de Caracas, adscrito al Instituto Autónomo de Seguridad Ciudadana y Transporte (Insetra), quien fue asesinado la noche del 2 de agosto, cuando llegaba a su vivienda en Catia.

La muerte de García Nava elevó a siete los escoltas activos en distintos cuerpos policiales que perdieron la vida a manos del hampa, de acuerdo con estadísticas extraoficiales.

Prevención. Rodríguez manifestó que son ellos mismos quienes coordinan con sus jefes las medidas de seguridad. Evitar el tránsito de un escolta solo, así como el traslado a sus viviendas con el arma y la unidad motorizada, es solo el comienzo. Deben andar o circular en un mínimo de dos para no ser tan vulnerables.

La preparación también es importante. Añadió que sus escoltas están certificados por la Dirección General de Servicios de Vigilancia y Seguridad Privada, son instruidos por la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (Unes) y poseen porte de arma legal.

Fuente: Últimas Noticias