Una nadadora rusa gana una plata en medio del desprecio del público

Wall Street

La nadadora rusa Yulia Efímova no ha podido contener el llanto en la rueda de prensa concedida después de ganar una medalla de plata en la competición de 100 metros braza, informa la agencia TASS.

“Ni siquiera se cómo finalicé la prueba”, aseguró Efímova. “Las últimas semanas han sido muy duras, no recuerdo cuando fue la última vez que dormí más de cuatro horas seguidas. Lamentablemente, no estaba en mi mejor estado de forma. Estoy muy decepcionada por no haber podido ganar el día de hoy”, declaró la nadadora, de 24 años.

Una competencia muy dura

La cuatro veces campeona del mundo y medalla de bronce en los JJ.OO. de Londres 2012 se ha referido además a la conducta poco deportiva mostrada por sus colegas y el público en general. Parte del público abucheó a la nadadora rusa durante su presentación y salida. “Entiendo a aquellos que me ignoraron, porque los medios de comunicación hablaron muy mal de mí, muchas cosas que no eran ciertas”, declaró Efímova refiriéndose al mal trato que recibió por parte de sus rivales.

“Estoy muy contenta ahora, lo que me ha pasado es increíble. Un día cometí un error pero ya lo pagué”, afirmó la nadadora rusa. Inicialmente se prohibió su participación en los JJ.OO. de Río 2016 debido a su antecedente de dopaje en el año 2013, por el que se le impuso una sanción que ya cumplió.

Posteriormente, el Tribunal de Arbitraje Deportivo de Lausana (Suiza) aprobó el juicio de Efímova contra el Comité Olímpico de Rusia y la Federación Internacional de Natación (FINA), permitiéndole finalmente participar en Río de Janeiro, pocos días antes de que comience la competencia.

La polémica

El 8 de agosto pasado, Efímova clasificó a la final de los 100 metros braza. En esa oportunidad, llegó segunda, después de la estadounidense Lilly King, quien se enfureció de que la rusa haya levantado el dedo al cielo como un gesto de celebración por su pase a la final. “Tú mueves tu dedo mientras que antes te pescaron por dopaje. Yo no lo soporto”, fueron las palabras de King después de su victoria en la semifinal. Sin embargo, la misma estadounidense realizó un gesto similar tras llegar a la meta 0,02 segundos antes que la rusa.

Sputnik

“No entiendo a mis colegas extranjeras. Los deportistas debemos estar alejados de la política, pero ellas solo ven la televisión y creen todo lo que ahí dicen”, declaró la deportista rusa, quien aseguró que luchará por el oro olímpico en la próxima prueba de 200 metros braza. “Mis críticos ni siquiera intentan comprender mi situación, aunque sí recibo el apoyo de quienes realmente conocen cómo me preparo”.

Tanto King como su compatriota Catherine Meili (bronce) se negaron a estrechar la mano de Efímova durante la ceremonia de entrega de medallas. Posteriormente, en la rueda de prensa, la campeona olímpica se disculpó frente a la deportista rusa por su actuación antideportiva.

Fuente: TASS