FOTOS| Clinton es preferida por los famosos

Wall Street

La carrera por alcanzar la Casa Blanca es una batalla que se libra en numerosos frentes y la candidata demócrata, Hillary Clinton, domina con claridad la disputa por el voto de los famosos frente a su rival republicano, Donald Trump, de cara a las elecciones estadounidenses del 8 de noviembre.

Las convenciones nacionales de ambos partidos, que se celebraron en la segunda mitad de julio, fueron un buen termómetro para calibrar los apoyos de personas notorias del mundo del espectáculo, los deportes o los negocios que tienen los dos aspirantes.

Así, la ex secretaria de Estado contó para su nominación oficial con la presencia de Meryl Streep, Alicia Keys, Katy Perry, Elizabeth Banks, Sarah Silverman, Lena Dunham y las latinas América Ferrara y Eva Longoria.

“Si ustedes saben su historia, Texas solía ser parte de México -explicó Longoria-. Mi familia nunca cruzó la frontera, la frontera nos cruzó a nosotros”. “Cuando Donald Trump nos llama criminales y violadores, está insultando a familias estadounidenses. Mi padre no es un criminal ni un violador, de hecho es un veterano de Estados Unidos”, insistió la actriz durante su discurso.

DDlovato

En cambio, la Convención Nacional Republicana fue mucho menos interesante para las revistas del corazón y los “paparazzi”, ya que entre los oradores figuraron como celebridades los actores Scott Baio y Antonio Sábato Jr.

Pero Trump se pudo resarcir esta semana cuando recibió un importante espaldarazo por parte de la leyenda del cine Clint Eastwood, quien es un declarado republicano.

En una entrevista publicada en la revista Esquire, el intérprete y director dijo que si tiene que elegir entre Cliton y Trump apostaría por este último y subrayó además su animadversión por los “lameculos” y la corrección política.

George Clooney y Leonardo DiCaprio han organizado eventos de recaudación de fondos para la demócrata, en tanto que caras tan conocidas como Bryan Cranston, Kerry Washington, Neil Patrick Harris, Shonda Rhimes, Meg Ryan o Julianne Moore aparecieron en julio entre los firmantes de una carta abierta contra Trump “y la odiosa ideología que representa”.

Otros pesos pesados del cine como Robert De Niro, J.J. Abrams, Sharon Stone o Tom Hanks también abogaron, en diferentes ocasiones, porque Clinton se convierta en la primera presidenta en la historia de Estados Unidos.

Además, los artistas latinos han destacado en la contienda electoral puesto que, además de las ya mencionadas Longoria o Ferrara, el puertorriqueño Ricky Martin y la mexicana Salma Hayek hicieron campaña en favor de la ex primera dama.

El mundo de la música también se ha volcado con la demócrata con ejemplos muy destacados como los de Stevie Wonder, Beyoncé, John Legend, Christina Aguilera y Pharrell Williams.

Desde la esfera de los negocios, los buenos deseos para la demócrata llegaron con el sello de Michael Bloomberg, Warren Buffett, George Soros y Mark Cuban.

Jimmy Fallow  Katty perry Hillary _2 hillaryy

Los exjugadores de baloncesto Earvin “Magic” Johnson y Kareem Abdul-Jabbar y la editora de Vogue Anna Wintour también se alinearon en el bando de Clinton, de la misma manera que lo hicieron personalidades poliédricas tan influyentes como Martha Stewart, Ellen DeGeneres y Oprah Winfrey.

¿Y quién defiende públicamente que Trump se convierta en el próximo presidente de Estados Unidos? Desde el cine, los actores Chuck Norris, Jon Voight y Kirstie Alley han prometido su voto al polémico magnate.

También le han apoyado el exboxeador Mike Tyson, el exjugador de baloncesto Dennis Rodman y el exluchador Hulk Hogan, mientras que la estrella de fútbol americano Tom Brady ha mostrado su simpatía y amistad por Trump pero sin apostar por su candidatura explícitamente.

La figura del country Loreta Lynn, la rapera Azealia Banks y el rockero Kid Rock aparecen también entre los que alzaron la voz por el candidato republicano.

El magnate de los casinos Sheldon Adelson y el máximo responsable de la Fórmula Uno, el británico Bernie Ecclestone, también dieron su respaldo a Trump, cuya lista de famosos que le apoyan se queda indudablemente corta frente a la de Clinton.

 

fuente: ÚN