Avión de #Río2016 reabrió debate sobre los orígenes de la aviación

Wall Street

Casi 110 años después de su primer vuelo, el avión 14-Bis diseñado por el brasileño Alberto Santos Dumont volvió a capturar la atención mundial, reseñó el portal infobae.com.

avion

Una réplica del aeroplano fue protagonista de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Río 2016, dando comienzo a las primera olimpiadas en Latinoamérica.

Sin embargo, la aparición del 14-Bis encuentra sus motivos detrás de una reivindicación nacional brasileña: la de los orígenes de la aviación.

Efectivamente, el 23 de octubre de 1906, frente a una muchedumbre reunida en el parisino Campo de Bagatelle, el ingeniero Santos Dumont hizo volar el 14-Bis por los cielos de la capital francesa hasta recorrer una distancia de 60 metros.

Y la hazaña llevó a la prensa a declarar que el brasileño -a quien también correspondía el honor de haber inventado el primer globo dirigible del mundo- había “conquistado los cielos”.

Los estadounidenses Wilbur y Orville Wright, sin embargo, también habían conseguido elevar vuelo tres años antes, recorriendo 37, 53 y 61 metros el 14 de diciembre de 1903. Pero las diferentes condiciones de sus históricos intentos -que partieron de una colina ubicada en la playa de Kitty Hawk, en Carolina del Norte- hacen que, todavía hoy, los brasileños consideren Santos Dumont es el legítimo pionero.

Por eso, la aparición del 14-Bis en la ceremonia de Río puso nuevamente a brasileños y estadounidenses a competir. Y también a discutir.

“Brasil se quiere quedar con el Primer Vuelo. En la próxima Olimpiada vamos a reclamar las caipirinhas”, escribió un usuario en Twitter.

“Brasil dice que ellos inventaron volar y que los hermanos Wright eran unos fraudes. Para mí es un ataque contra EEUU. Ahora somos enemigos, Brasil”, dijo otro.

Y los brasileños no tardaron en responder con sus propias burlas e incluso referencias a los “hermanos Wrong” (“equivocados”, en inglés), aprovechando que su apellido suena como la palabra en inglés para correcto: right.

“Felicidades a quien tuvo la idea de homenajear y restregar a Santos Dumont en la cara de los gringos. Sólo su irritación hace que valga la pena”, se lee en uno de los trinos destacados por BBC Brasil.

Un asunto de control

En medio de la guerra de memes, sin embargo, también hubo muchos brasileños que aprovecharon para presentar sus argumentos. Entre ellos, argumentaban que mientras Santos Dumont realizó su vuelo frente a una multitud entre la que también habían periodistas y autoridades, solamente un puñado de vecinos contempló los primeros vuelos de los hermanos Wright.

Otro de los argumentos es que los hermanos estadounidenses fueron “catapultados” por el viento, por lo que el brasileño fue realmente el primero en hacer despegar, volar y aterrizar a su avión.

“Los estadounidenses pudieron despegar porque contaron con vientos de frente muy fuertes. Santos Dumont despegó, voló y aterrizó sin ninguna ayuda externa. El suyo fue el primer vuelo verdaderamente autónomo”, explicó el escritor y estudioso de los inventores brasileños Rodrigo Moura en 2003.

En Twitter, los argumentos a favor de Santos Dumont se multiplicaron.

“Cronológicamente hablando, los hermanos Wright levantaron vuelo antes, pero Santos Dumont fue el primero en controlar un objeto más pesado que el aire”, dice, por ejemplo, uno de los trinos publicados arriba.

“Los brasileños no dicen haber inventado el avión, dicen que Santos Dumont fue el primero en hacerlo despegar, volar y aterrizar”, se lee a continuación.

El hecho, en cualquier caso, es que los hermanos Wright no aparecen en los textos de historia brasileños, ni se espera que en Brasil se recuerde la fecha aceptada mundialmente como la del primer vuelo de un avión.

En contrapartida, se venera a Santos Dumont como uno de los brasileños más destacados de todos los tiempos: su localidad lleva ahora su nombre, y el aniversario de su nacimiento es motivo de celebración nacional.

En Brasil, sin lugar a dudas, él es el verdadero padre de la aviación. El gigante sudamericano aprovechó la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Río 2016 para recordárselo al mundo. Y sobre todo a Estados Unidos.

 

fuente: la patilla