Vecinos de Ezequiel Zamora se siente excluidos

Wall Street

Los vecinos de la comunidad de Ezequiel Zamora, ubicada en Fundacoropo, municipio Francisco Linares Alcántara, se siente excluidos de todos los programas sociales, a pesar de las promesas que le han hecho los personeros gubernamentales.

Beneficiaros-denunciaron-agresiones-1
Calles abandonadas y destruidas.

Es por esto que aprovecharon la presencia de “elsiglo” en su comunidad, para volver a solicitar al gobierno nacional y regional la solución de sus innumerables problemas comunitarios.

Aseguraron los denunciantes que todos los vecinos viven en situación de pobreza extrema y se sienten excluidos de todos los proyectos y misiones que puso en práctica Hugo Chávez Frías. Algunos de ellos llegaron a afirmar: “Si el Comandante estuviera vivo, nada de estos estuviera pasando”.

La vecina Emma Bastidas denunció que además del abandono en que se encuentra la comunidad, para colmo son víctimas de los bachaqueros, quienes venden los alimentos con precios superiores a los 3 mil bolívares, especialmente el café y el azúcar.

Emma-Bastidas
Emma Bastidas

“Que venga el gobierno a esta zona, nuestros hijos tienen hambre y no tenemos nada que comer, aparte de eso, tampoco conseguimos medicinas para nuestros niños. Las calles están llenas de huecos, cuando llueven el agua se mete a los ranchos. Asimismo pedimos que nos traigan la bolsa Clap, no es posible que por aquí vendan el azúcar a 3 mil bolívares el kilo, un plátano 300 bolívares, cada día vivimos más pobres y lo peor de todo es que ni siquiera nos han entregado una casita digna para vivir. Nos prometieron de todo, hasta nos ofrecieron un autobús de esos rojos, pero que va, nada de eso se ha cumplido”, lamentó Bastidas.

De la misma manera opinó Guiliana Hernández, madre de tres menores de edad, quien solicitó ayuda porque cada vez que llueve el agua se mete a sus viviendas y pierde los pocos enseres que le quedan. “Vivimos abandonados en pobreza extrema, nadie se acuerda de nosotros. Los dirigentes hablan de revolución y aquí no nos hemos beneficiado en nada”, denunció.

Guiliana-Hernández
Guiliana Hernández

Asimismo indicó que “para conseguir alimentos tengo que madrugar, me llevo a mis tres hijos y los hago dormir en la vereda de los supermercados. A veces se los dejo a mi vecina, pero eso no es siempre. Al alcalde le pedimos por lo menos las bolsas Clap, sin embargo, nadie nos toma en cuenta”, aseguró.

Finalmente, Matilde Jiménez dijo que “aquí la vida no vale nada, la delincuencia es fuerte pero la gente no lo dice porque tiene miedo. Fundacoropo es la guarida de los delincuentes, pero el gobierno nunca viene por este lugar. Solamente se acuerdan de nosotros cuando hay elecciones, ya no creemos en los políticos. Mire usted el estado de las calles, todo esto es terrible, pero como somos gente pobre y no tenemos donde ir a vivir, tenemos que soportar todo esto”, terminó diciendo Jiménez, conocida en el sector como “la abuela”.

LUIS CHUNGA | el siglo
fotos | MERWIN VALIENTE