Hombre abatido en restaurante no era ningún delincuente

Wall Street

Familiares de Jonathan José Blanco Boyer, de 31 años de edad, salieron al paso aclarando que su pariente, muerto en una situación de atraco en un restaurante en la avenida Constitución, empalme con la Intercomunal Santiago Mariño, en horas del mediodía del jueves, no era ningún delincuente ni mucho menos tenía cuentas pendientes con la justicia venezolana, así como tampoco registraba antecedentes policiales.

suceso-bala-arma-de-fuego

Sfefany Zambrano, esposa del individuo, manifestó que su compañero sentimental trabajaba como albañil y pintor de edificios, se dirigió a eso de las seis de la mañana del jueves a trabajar.

– Después no tuve más información de su paradero, pues tenía conocimiento que se encontraba en su trabajo y en la tarde de ese día, me notificaron que lo habían matado a tiros en un local comercial.

Al parecer, lo mató un efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana, pero desconozco las razones si es que estaba robando. “Hasta donde tengo entendido él era una persona muy responsable de sus actos, trabajadora y padre de familia. Me cuesta creer esa versión del enfrentamiento”, indicó la denunciante.

“Dejó tres hijos y yo que estoy embrazada. Mi esposo era natural de Higuerote del estado Miranda, pero llevaba 10 años viviendo en Aragua, especialmente en la casa marcada con el número 24, en la calle 7 de Rosario de Paya”, señaló la denunciante.

Vale indicar que Jonathan Blanco Boyer, junto con otro sujeto, ingresó a un local sometiendo a los presentes bajo amenazas de muerte, señalando que se trataba de un robo.

Un visitante, efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana, que en ese momento almorzaba, se levantó de la mesa e hizo frente a los presuntos atracadores, suscitándose un enfrentamiento.

En el sitio del suceso los investigadores del Cicpc localizaron una pistola calibre 7.65 que al parecer utilizó el individuo para consumar el robo colectivo, pero fue frustrado por el militar.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo