Celebraba con la familia la compra de un carro y lo mataron a tiros

Wall Street

Wladimir Manuel Zambrano (27), estaba muy contento por la compra de un vehículo. Se reunió con su familia para festejar el acontecimiento, frente a la residencia, Brisas de Propatria, al Oeste del municipio Libertador. A eso de las 7:00 de la noche dos sujetos en sendas motos efectuaron disparos y el alegre comprador del carro fue impactado.

Familiares-muerto-en-catia
En la morgue, atribulados familiares de un obrero asesinado en un sector de Catia

En la morgue de Bello Monte, Antonio Zambrano, padre de la víctima, relató que para el momento del suceso, estaba en el interior del carro adquirido por su hijo, un Fiat Palio. “Nos agarraron de sorpresa. Escuché dos ráfagas. A mi hijo le dieron por un costado. Lo llevamos al Hospital Los Magallanes de Catia, ingresó con vida, pero falleció en la intervención quirúrgica”.

Los médicos les informaron que los plomos que ingresaron por el intercostal derecho, dañaron órganos vitales.

La víctima tenía 7 años laborando en el Ministerio de Educación. Era vigilante en el colegio Cardenal Quintero. “Muchos tiros pegaron en la pared de la casa. Pudieron haber matado a otras personas. Era el segundo de mis tres hijos”, dijo el padre de la víctima.
Por su parte, Frayelis Moreno, esposa de Wladimir, indicó que queda una hija de 7 años de edad. Aquí hay inseguridad total, la seguridad nos la tenemos que dar nosotros”.

Una comisión del Cicpc acudió al lugar del suceso y colectó evidencias. Trascendió que los investigadores tienen identificados a los homicidas, que al parecer son del sector y tienen tres homicidios en dos meses”.

UN OBRERO

Darwin Gómez (18), fue asesinado de varios tiros, cuando a eso de las 6.00 de la tarde del pasado jueves estaba a pocos metros de llegar a su residencia, en el sector Alí Primera, El Parquecito, de Nuevo Horizonte, Catia, al Oeste del municipio Libertador.

Deudos indicaron en la morgue de Bello Monte, que Darwin era el único miembro del núcleo familiar que residía en el lugar. Laboraba como obrero de la construcción y trabajaba con su padre, pero por la falta de empleo su padre y otros familiares se residenciaron en Valencia, Carabobo.

“Nos enteramos del lamentable hecho, porque su esposa, que está trabajando en Miami, recibió una llamada telefónica y le informaron del suceso y ella nos comunicó de lo ocurrido”, dijo Heiner Enrique Gómez, padre de Darwin.

La familia tiene más de 30 años en Venezuela, son de Pablo Bolívar, Departamento Bolívar de Colombia. Darwin era el tercero de 6 hermanos.

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | el siglo-Caracas
Foto | JOE HEREDIA