Asesinaron a sindicalista en Campo Alegre

Wall Street

Por motivos que podrían estar relacionados con una presunta venganza, sujetos aun por identificar asesinaron a un ciudadano que trabajaba como obrero para la empresa Envases Venezolanos y además fungía como directivo del sindicato de trabajadores.  

sucesos-disparos

El homicidio ocurrió exactamente a las 6:00 de la mañana de este jueves, cuando  Luis Alberto Flores, de 42 años de edad, padre de cuatro hijos, salía de su residencia ubicada en la calle Independencia del sector Sergio Medina, en Campo Alegre en la ciudad de Maracay hacia su sitio de labores.

A una distancia de 50 metros de la vivienda, los delincuentes le salieron al paso y sin ningún motivo aparente le efectuaron una ráfaga de disparos. Al menos cinco tiros hicieron blanco en su humanidad.

Su deceso se produjo en el acto, y según la presunción de los hechos, los autores materiales de ese acto presuntamente son sicarios. Se está en presencia de una muerte por encargo. La víctima era una persona muy correcta en sus cosas, servicial en la comunidad y padre de familia.   

Llevaba 8 años laborando para esa empresa y alrededor de tres meses formando parte del sindicato. Los familiares le recomendaron en varias ocasiones que se retirada del sindicalismo, ya que la mayoría de los directivos terminaban muertos en tales circunstancias.

Sin embargo, su objetivo era buscar ante los patronos mejoras reivindicativas y salariales para sus compañeros. Durante su actividad, Flores recibió serias amenazas de muerte e incluso formuló una denuncia ante el Ministerio Público.  

Se comentó además que en la empresa algunos de sus enemigos arrojaron panfletos con la imagen de un perro y su rostro. Eso sucedió el miércoles.

Y a primera hora de la mañana de ayer, antes de que sucedieran los hechos, vecinos vieron en las inmediaciones de la casa del infortunado hombre a unas personas con el uniforme de la empresa y poco después, escucharon los disparos. Al lugar se presentaron funcionarios del Cicpc y de la Policía de Aragua iniciando las investigaciones de rigor.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
foto | JOSÉ LUIS VALERA