Zonas industriales de Ribas y Tejerías abandonadas

Wall Street

Roció Aguilera, directora de la Asociación de Industrias y Comercio de Las Tejerías (Asoinco) e Ismael Impellizieri, dirigente social de Ribas, coincidieron en señalar que la producción industrial ha bajo hasta un 40 por ciento de la capacidad instalada.

huecos

Indicaron que el problema se acentúa por el estado deplorable de las calles y avenidas de las zonas industriales, que se encuentran prácticamente abandonadas por la falta de atención y solución al problema de los servicios publico como mantenimiento de vías, alumbrado eléctrico y seguridad.

Aguilera calificó de muy grave la situación, teniendo en consideración que las empresas no tienen materia prima para producir y abastecer el mercado nacional. Aseguró que un gran porcentaje están paralizadas mientras que otras están trabajando muy por debajo de su capacidad productiva.

Señaló que lo peor de toda esta situación es que no se sabe hasta cuando va a durar esta crisis que vive Venezuela; “las empresas no ha cerrado sus santamarías, pero están graves, por temor de los empresarios que dicen que si cierran sus empresa pueden ser expropiadas”, indicó.

También se refirió a la estabilidad laboral de los trabajadores, algunos de ellos con muchos años de servicio, diciendo que la mayoría de los trabajadores están negociando su retiro con la empresa, porque existe una ley de inamovilidad laboral y hasta el momento las empresas la están cumpliendo al pie de la letra.

“Soy mujer de fe y mucha esperanza, esperamos salir de esta situación muy pronto las empresa se volverán a reactivar y saldremos adelante, saldremos nuevamente a producir no todo esta perdido, nuestra seguridad nos la brinda Dios porque nunca nos desamparará”, aseguró.

ZONA INDUSTRIAL DE RIBAS ABANDONADA

Por su parte, Ismael Impellizieri, lamentó la triste situación por la que atraviesan las empresas que conforma la zona industrial del municipio Ribas. “Aparte de la falta de matera prima, los servicios públicos están abandonados, las calles llenas de huecos y troneras, la inseguridad es muy fuerte por esas zonas y ni que hablar del alumbrado publico. Creo que toda esta situación ha generado una gran desconfianza en el sector empresarial”, dijo.

Añadió que en Ribas más del 40 por ciento de las empresas han dejado de funcionar y muchos trabajadores s se quedaron sin empleo.

 

LUIS CHUNGA | elsiglo
Fotos | ENRIQUE SILVA