Ultimaron a policaracas para robarle la moto y el arma

Wall Street

El oficial Robinson José García, de 30 años de edad, pasó a engrosar la lista de funcionarios policiales asesinados en la Gran Caracas en lo que va de 2016. La cifra ascendió a 87. Era agente de Policaracas y le dispararon para robarlo en el sector Isaías Medina Angarita de Catia el lunes a las 11:30 pm.

sucesos-1

Un allegado de la víctima relató que García se dirigía a su residencia en compañía de su pareja, identificada como Yisnell Guillén, quien es agente de la Policía Nacional Bolivariana. Ambos estaban francos de servicio. En el trayecto un grupo de hombres armados los interceptó para que les entregaran sus armas de reglamento y la moto en la cual se desplazaban: una KLR de color negro. Los funcionarios se resistieron a entregar el vehículo y las pistolas. Ante eso los delincuentes les dispararon. García murió en el sitio, mientras que a su pareja la trasladaron a un centro asistencial donde se encuentra fuera de peligro.

La víctima estaba adscrita al Destacamento Interno de Policaracas y era escolta de Robinson Navarro, director del Instituto Autónomo de Seguridad Ciudadana y Transporte (Insetra). “Él era un hombre responsable con su trabajo. Nunca llegaba tarde, siempre tenía buena disposición. Quería hacer cursos para optar a ascensos en la institución policial. Pese a que sus familiares insistían en que renunciara porque ese oficio era muy peligroso, su vocación de servicio se impuso ante el riesgo que implica en la actualidad ser policía. Por su eficiencia fue seleccionado para que escoltara a Navarro”, dijo el familiar.

García tenía cinco años en el organismo policial, trabajó en varias brigadas y dejó dos hijos, uno de 10 años y otro de 4 meses.

“En los cuerpos de seguridad deben establecer mecanismos de protección para minimizar los asesinatos contra los funcionarios. Los matan como moscas. Deben mejorar la dotación de armamento. Ellos cuentan con una pistola 9 mm mientras los grupos hamponiles que operan no solo en los barrios de Caracas sino también en otras regiones del país están blindados con fusiles de asalto y granadas. Lo más lamentable es que el gobierno no se pronuncia ante estas muertes. El ministro Gustavo González no dice nada sobre los ataques contra los policías”, expresó un amigo del agente que prefirió mantener su nombre en reserva.

Jackeline Sandoval, directora de la Fundación para el Debido Proceso, informó que la mayoría de los policías víctimas del hampa son funcionarios de la PNB. Destacó que 50% de los móviles corresponden al robo de arma y motocicleta, y el resto de las muertes obedecen a enfrentamientos y venganza.

La cifra

230 Es el número de funcionarios entre policías y militares asesinados en el país en lo que va de 2016. Los estados Miranda y Aragua son los que reportan el mayor número de muertes.

Fuente: El Nacional+