José Altuve, un astro que opaca leyendas

Fabocca

El comienzo del penúltimo mes de temporada regular en las Grandes Ligas tiene algo que se ve tan constante como el propio resoplar de la brisa en la ciudad de los vientos, en Chicago.

altuve

José Altuve, con su ofensiva atronadora, sigue encaminado a su segundo título de bateo y lo que podría ser una de las mejores temporadas para un venezolano.

El segunda base de los Astros de Houston está escapado en el liderato de bateo en la Liga Americana con .356 de promedio, 30 puntos más que Xander Bogaerts, quien está en el segundo lugar; además, disparó su cuadrangular número 19 de la temporada, lo que proyecta hasta los momentos la posibilidad de ser el segundo jugador 30-30 de Venezuela, desde que lo hiciera Bob Abreu.

Sin embargo, hablar de lo que podría alcanzar o lo que está logrando esta temporada resulta redundante, es por ello que comentar los nombres que está dejando atrás en apenas su sexta zafra en las mayores resulta de mayor valor en estos momentos.

Entre inmortales

Desde que debutó en la temporada de 2011, Altuve ha demostrado que nació con la capacidad especial de conectar la bola de imparable cada vez que se lo propone; sin embargo, lo que ha hecho en los últimos años lo ha ayudado a igualar, y en muchos casos superar, a un grupo de leyendas que se han instalado en la memoria de todos los seguidores de la pelota.

El aragüeño se está codeando de tú a tú con nombres como los de Roberto Alomar, Ryne Sandberg, Joe Morgan y el propio Craig Biggio como los camareros más productivos en sus primeras seis temporadas en el mejor beisbol del mundo.

De este grupo, Altuve supera por un amplio margen al cuarteto antes mencionado en promedio; de hecho, es el único del quinteto que ostenta average por encima de .300 (.312) y aún le restan dos meses de temporada.

Mientras que en lo que respecta a bases robadas, solo el boricua Alomar lo podría superar al finalizar este año. Altuve ostenta hasta la fecha 194 estafadas, mientras que Alomar cerró su sexto año con 247.

Las comparaciones siempre serán de mal gusto y hablar de peloteros de una época u otra generará argumentos encontrados, pero lo que ha estado cosechando el venezolano en su corto paso por las mayores ya hace pensar que puede hablarles de tú a tú a los inmortales más grandes que han pasado por la posición dos del diamante hasta la fecha.

Fuente: Líder