Investigadores explican cómo realizar los famosos disparos con efecto

Wall Street

Un equipo de investigadores franceses interesados en estudiar la trayectoria de las bolas de distintos deportes desarrolló una serie de pautas para lograr predecir la trayectoria y lograr los famosos lanzamientos con efecto en el fútbol.

Su estudio, publicado en la revista ‘The New Journal of Physics’, demostró que cualquier bola, sin importar su tamaño, material o el medio en el que se desplaza (agua o aire), sufre algún tipo de desviación, que es más pronunciada cuanto más densa es la bola. No obstante, en el caso particular del balón de fútbol y dadas sus características, este efecto teóricamente no debería producirse y se descubrió que, por tanto, este es provocado por un fenómeno diferente.

Para comprobar esta teoría y estudiarla más a fondo, se diseñó un robot a partir de un motor eléctrico, un brazo de acero y una palanca. De esta forma fueron realizados disparos con diferentes grados de giro y velocidad y se midieron las longitudes de onda de sus trayectorias en función de la distancia de lanzamiento.

Gracias al uso de túneles de viento y cámaras de alta velocidad, se demostró que la curvatura se consigue gracias a la asimetría de fuerzas que se produce si la bola no gira mientras se desplaza y la fuerza de rozamiento del aire. Así, la velocidad crítica que alcanza el esférico golpeado con una velocidad concreta se reduce a medida que aumenta la resistencia del aire, provocando el movimiento en zigzag.

En resumidas cuentas, la física recomienda intentar conectar la pelota con el empeine evitando la mayor cantidad de giro posible y mediante una práctica continua descifrar la velocidad y la fuerza a las cuales se consigue el efecto deseado.

http://www.lectualbeldrio.com.ve/

Fuente: lapatilla