Vulvodinia: cuando tu vagina se “deprime”

Wall Street

¿Sabías que tu vagina puede “deprimirse”? La vulvodinia es una condición de la que pocas mujeres conocen o peor aun, se niegan a hablar…

vulvodinia

¿De qué se trata?

De acuerdo con The American College of Obstetricians and Gynecologists, la vulvodinia se define como el dolor o molestia crónica (constante y por largo tiempo) en la vulva, y casi una de cada cuatro mujeres la sufren alguna vez en su vida.

Si bien no es mortal, sí es molesto. Razón por la que es importante detectarla desde sus primeros síntomas y así comenzar el tratamiento lo antes posible:

1. Dolor o ardor

2. Sensación de punzadas y sensibilidad extrema

3. Molestia solo al tacto o cuando introduces el tampón o tienes relaciones sexuales

4. El aspecto de la piel de la vulva puede ser enrojecido

Lo que lo provoca…

La vulvodinia puede desaparecer de la misma forma en la que se presenta: sin darte cuenta. Sin embargo, no tienes por qué vivir esa experiencia, evítala.

Causas:

1. Permanecer sentada mucho tiempo en la bicicleta

De acuerdo a la Universidad de Yale, esto ocasiona que los labios vaginales se adormezcan y empiecen a doler; además esta postura comprime los nervios de la zona e impide el flujo normal de sangre.

2. Utilizar azúcar en el juego erótico

Jarabe de chocolate, crema batida… el azúcar en cualquiera de sus versiones altera el pH de la vagina, lo que puede aumentar la producción de levadura o bacterias en ella.

3. Lavarte con jabón

Incluso el jabón neutro puede causar irritación en la vagina y por tanto dolor.

Si notas que tu vagina está deprimida, lo mejor que puedes hacer para levantar su ánimo es acudir con el ginecólogo. ¡Recuerda, hay cosas que no se las puedes dejar al tiempo!

Fuente: Actitud Fem