En Venezuela no hay una cifra creíble sobre la trata de personas

Wall Street

La trata de personas es una violación de los derechos humanos que se registra en el mundo desde hace muchos años, una realidad de la que los venezolanos no se escapan. A pesar de que en Venezuela se han registrado algunos casos, el defensor del Pueblo, Tarek William Saab, señaló que “no hay cifras creíbles de víctimas” y no existe una base de datos al respecto.

Muchas personas, en busca de estabilidad, aceptan “ayuda” de sujetos desconocidos que les ofrecen viajar y trabajar fuera de su país. Pero caen en una red que los explota y obliga a pagar una deuda por su traslado.

Saab explicó que estas víctimas son despojadas de sus documentos y sometidas a duras faenas de trabajo forzado para pagar una deuda definida por el tratante. “Mientras dure la deuda la persona está sometida al sujeto”, dijo.

El funcionario sostuvo que las víctimas son obligadas a prostituirse o trabajar. Otra forma que usan para amedrentar y aprovecharse de estos individuos es amezándolos con violencia hacia ellos o integrantes de su familia.

De acuerdo con la información ofrecida por el defensor del Pueblo al equipo de El Nacional Web, las falsas ofertas que se utilizan para captar a las personas son prometiendo trabajo como modelos o bailarinas. También ofrecen cursos en escuelas deportivas, pasantía en turismo, entre otras.

Aseguró que los blancos de estas prácticas son generalmente mujeres entre 18 y 30 años de edad.

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, se han presentado casos en Nueva Esparta, Anzoátegui, Sucre, Bolívar, Falcón, Carabobo y Caracas, aunque sin contabilizar las víctimas.

Día internacional contra la trata

El 30 de julio se celebró en el mundo el Día Contra la Trata de Personas, designado en el año 2013 por la Asamblea General de la ONU, donde señalaron que era necesario para cocienciar sobre la situación de las víctimas del tráfico humano y para promocionar y proteger los derechos humanos, reseñó el portal digital de las Naciones Unidas.

Este año, en España, se desarticuló una red que explotaba travestis y transexuales venezolanos, de acuerdo con información de la agencia de noticias. A las víctimas les ofrecían trasladarse al dicho país para ejercer la prostitución con la promesa de ganar importantes cantidades de dinero en poco tiempo. Una vez allí, se les informaba que tenían una deuda de 8.000 euros, la que debían pagar con lo que ganaran.

El líder de la banda, que ya fue detenido, contaba con la ayuda de su madre en Venezuela, quien presuntamente se encargaba de seleccionar suejetos en los sectores más “bajos” de diferentes localidades del país.

La policía española detalló que les tomaban fotos y las publicaban en la web de contactos eróticos, para así publicitar sus servicios.

Al parecer, el victimario los amenazabas constantemente con agresiones físicas, tanto a ellas como a sus familiares. También explicaron que los castigaban incrementando su deuda, obligándolos a dormir en el sofá o en el suelo durante semanas o despertándolos de forma continua, si consideraban que no habían prestado suficientes servicios o si sospechaban que alguna podía guardar parte del dinero.

El testimonio

El Ministerio Público divulgó el testimonio de una joven de nacionalidad peruana, que estuvo en cautiverio por una pareja que le ofreció estudio y trabajo en Venezuela. La adolescente de 17 años estuvo secuestrada en Valencia, estado Carabobo.

Después de trasladarla de manera ilegal hasta Venezuela, la adolescente fue obligada a desempeñar labores domésticos en la casa de los tratantes. La promesa de estudiar y superarse nunca se concretaría.

La madre al enterarse del engaño, decidió realizar la denuncia ante las autoridades peruanas, que pronto iniciaron las acciones respecto al hecho.

Tras las diversas investigaciones y solicitudes de la Fiscalía General de la República de Perú al Ministerio Público venezolano, los tratantes fueron privados de libertad y se encuentran recluidos en el internado judicial de Carabobo, conocido como Tocuyito, a la espera del juicio.

El crimen organizado transnacional, y en especial la trata de personas, puede ser prevenido y sancionado gracias a la cooperación internacional y las políticas mancomunadas que desarrollan todos los organismos del Estado.

“Los presuntos responsables fueron acusados por la comisión del delito de trata de personas, previsto y sancionado en la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en concordancia con convenios y protocolos internacionales mencionados anteriormente y que han sido suscritos y ratificados por Venezuela”, señaló el escrito.

El 31 de agosto del 2010 el secretario de la ONU, Ban Ki-Moon mencionó que “la trata de personas es una de la peores violaciones a los derechos humanos. Es la esclavitud de los tiempos modernos. Cada año, miles de personas son explotadas por criminales y obligados a trabajos forzados y al comercio sexual. Ningún país está exento, ya sea como origen, transito o destino”.

Fuente: elnacional