Jornada de “brazos caídos” en Manpa motivó la presencia militar

Wall Street

Por una serie de beneficios incumplidos, se mantienen de brazos caídos los trabajadores de la empresa Manpa, división higiénicos, en la ciudad de Maracay, desde el pasado miércoles en cuya entrada principal se observa presencia militar desde el día de ayer.

Exigen a los patronos y las autoridades del trabajo velen por reivindicaciones justas para quienes se encarga de la elaboración de los productos que llegan a los venezolanos.

Kuniaki Ávila, como voz de centenares de trabajadores, señaló que la masa obrera está cansada que les desconozca su salud porque están trabajando “en condiciones deplorables, porque nuestra salud y nuestra vida está en riesgo. Somos muchos compañeros pidiendo respuesta por las enfermedades ocupacionales”, aseveró.

En ese sentido, reiteran el llamado a los entes gubernamentales para que los respalden en esta lucha ante la gerencia corporativa, ya que han acudido a las diferentes instancias y no han tenido respuesta satisfactoria.

El trabajador señaló que ante el conflicto, recientemente una comisión visitó la empresa pero sólo recibió la parte empresarial y un sindicato parcializado, y no escucharon a los que por largas horas están frente a las máquinas garantizando la producción y que hoy en día tienen que sobrevivir con sueldos que no se ajustan a las necesidades.

Pidieron al ciudadano Alejandro Delfino “a que también se apersone y conozca la realidad de su empresa y no se deje llevar por funcionarios comprados o corruptos “.

Aclararon que no quieren sabotear la producción y están dispuestos a trabajar pero que se les garantice salarios justos y otras reivindicaciones que hasta la fecha no han sido cubiertas a cabalidad.

 
NOHANNA MORILLO | el siglo
fotos | JAVIER TROCÓNIZ