Familias del sector II de La Invasión denuncian exclusión del CLAP

Wall Street

Vecinos del sector II de La Invasión, en las Tejerías, municipio Santos Michelena, solicitaron a los responsables de los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP), que cumplan con el legado revolucionario de la distribución sin exclusión de las bolsas de alimento.

Los afectados explicaron que hasta le fecha no han tenido la satisfacción de recibir la comida a precios regulados.

Las amas de casa, para evitarse cualquier problema que les pueda originar sus declaraciones, se disculparon por no identificarse, sin embargo, aseguraron que la comunidad tiene muchos problemas y hasta el momento ninguna autoridad municipal ni regional ha logrado solucionarlos.

Mencionaron entre ellos, el arreglo de las calles, la rehabilitación de sus casas, la ejecución del programa “rancho por casa”, operativos de salud y las políticas contra la inseguridad.

“Nunca nos han llegado las bolsas CLAP, solamente nos traen las llamadas bolsas de ‘La bomba’ que no son malas, y se lo agradecemos al alcalde, sin embargo, eso no es suficiente. Nuestros niños tienen hambre, madrugamos para hacer cola y me da mucha rabia regresar a mi casa con una sola harina pan. Me parece que eso es injusto”, dijo una vecina.

Al preguntarle si consideraba que los vecinos del sector II de La Invasión no han sido tomados en cuenta, la dama respondió diciendo que “pienso que falta coordinación, yo he escuchado que los sectores populares deben ser los primeros en ser tomados en cuenta, pero eso no sucede aquí”.

Asimismo, otra ama de casa señaló que “en este momento lo que nos preocupa es la alimentación para mis hijos, ya no se que darles de comer, a veces les doy pan con agua, pero imagínense, eso no representa ningún alimento, al contrario, los está deshidratando, es por eso que solicito a los consejos comunales que se organicen y presionen a los encargados regionales del CLAP, para que nos traigan alimentos al barrio”.

La opinión de las amas de casa fue respaldada por algunos padres de familias, quienes coincidieron en señalar que “aquí en La Invasión hay mucha inseguridad, pero por miedo todos tenemos que quedarnos calladitos, incluso hasta los niños tienen temor porque cuando ven un vehículo que no es del sector tienen que correr y se esconden; piensan que los delincuentes viene a buscar a alguien para saldar cuentas. Vivimos aterrados y por este sector nunca se realiza un patrullaje policial”, indicaron.

Asimismo, los vecinos se refirieron al problema del alumbrado eléctrico y el pésimo estado en que se encuentran las calles. “Mire amigo, aquí tenemos problemas con nuestros ranchitos, nosotros exigimos que el gobierno regional nos apoye con el programa de “rancho por casa”. Mire usted en las condiciones que vivimos, cada vez que llueve tenemos mucho miedo y lo primero que hacemos es resguardar a nuestros hijos, por temor de que nuestras casas se vayan a derrumbar. No tenemos  nada, incluso dormimos con las letrinas como cabeceras. Nosotros no contamos con el alcalde, aunque seguramente cuando lea esta denuncia hará acto de presencia”.

LUIS  CHUNGA | el siglo
fotos | ENRIQUE SILVA