Apertura de frontera moverá la economía de ambos países

Wall Street

Moisés Bittán, experto en negocios internacionales, considera que la apertura de la frontera es positiva y que esta debe ser permanente. Manifestó que la reactivación de las empresas será progresiva y que en todo caso es un paso hacia adelante, para ambas naciones.

Frontera

El especialista cree que esta medida, traerá un impacto comercial positivo para el país, “ese será el canal, la vía terrestre que ayudará a Venezuela en el desabastecimiento” puntualizó.

Explica que por esta zona fronteriza, no solo pasan productos de Colombia y Venezuela, sino de otros países como Perú y Ecuador. La posible venta de combustible en dólares al Norte de Santander, también lo ve positivo, sin embargo, estima que se debe regular el suministro, sobre todo a la gente que vive en la zona.

Controles

“El tema del chip es discriminatorio y limita la compra del combustible, muchos de los que viven en la frontera, no poseen el chip y por esta razón no pueden comprar la gasolina” y manifiesta que esto llama a hacer un nuevo ajuste en el precio de la gasolina. Cree que los efectos del cierre fueron desacertados y más allá de “lo violatorio a los derechos humanos de colombianos y venezolanos”, considera que “debemos mirar hacia adelante” y “evitar por todos los medios que este tipo de cosas vuelvan a suceder” afirmó.

Bittán, menciona que el tema del contrabando, se va a solucionar “el día que se sinceren los precios”, enfatizó. “Tenemos que concentrarnos en resolver las políticas económicas, para que la oferta de productos pueda incrementarse” aseguró.

Expone que el Estado debe concentrarse en recuperar el poder adquisitivo del venezolano y en que en aquellos casos donde se quiera dar subsidio, que este vaya al ciudadano y no al producto, porque genera una serie de actos ilícitos, aseveró.

Contrabando

El exembajador de Venezuela en Colombia, Gustavo Márquez, explica que el contrabando masivo de productos, entre Colombia y Venezuela, ha generado una gran distorsión en la economía de ambas naciones.

“Esos productos subsidiados por el estado venezolano, como medicinas, productos básicos y gasolina, (…) han generado recesión y sobre todo, una mutación de la economía real” afirmó.
Para Márquez, a partir de estos hechos se ha gestado una “economía criminal” ya que de ella “se nutren las bandas delictivas que pululan en las zonas fronterizas”, argumentó.

Es indispensable hacer un estudio, según Márquez, sobre esta resolución, si produjo una disminución en el contrabando y posteriormente, una vez que se abra, si continúa la práctica delictiva en la franja.

Márquez cree que el contrabando sigue, e indica que una de las causas, es el dólar paralelo que circula en la zona, “(…) allí hay una simbiosis y ambos países tienen que sentarse a dialogar, para crear un plan conjunto de desarrollo territorial, binacional, sino no es posible resolver ningún tipo de problema” declaró.

El dólar cucuteño

Refiere que el tema cambiario afecta a ambos “así Colombia no lo quiera reconocer, en el 2000 ellos crearon ese sistema paralelo en la frontera, el mantener un dólar sobrevaluado estimuló ese mercado” aseguró.

Manifiesta que, reabrir la frontera debe pasar también porque Colombia desmonte el sistema de cambio paralelo. Para Márquez, debe existir un acuerdo entre ambos países, donde los artículos de contrabando que se decomisen sean devueltos al país de origen, como se hacía en los 90 “para estimular las cadenas productivas”.

“Es necesario que haya un desmontaje del lado colombiano y del lado venezolano, buscar un tipo de macroeconomía” y tener un dólar único, detalló.

Márquez cree pertinente que ambos países hagan un estudio profundo en esta situación. “No me parece lógico que se abra la frontera, como que aquí no ha pasado nada, ¿cuáles son los resultados? No se saben” señaló.

El pasado miércoles, a través de la Radio Cultural del Táchira, el gobernador del estado, José Gregorio Vielma Mora, declaró que se construirán dos nuevos puentes, uno en Guarumito y otro en Rafael Urdaneta.

Para el especialista, la construcción de esos puentes debe responder a alguna lógica, “debe existir de algún modo, un estudio del impacto y cuál es la corresponsabilidad que habrá en esos puentes” aseveró.

“Se trata de un equilibrio que debe responder a políticas de estado, hay que hacer un balance de cara al pueblo (…) que debe ser transparente, para que los ciudadanos colombianos y venezolanos la conozcan” destacó.

Empresarios

Representantes del sector gremial del estado Táchira, se mantienen atentos ante la inminente apertura.

El presidente de Fedecámaras Táchira, Daniel Aguilar, manifestó que los gremios están a la expectativa de la reactivación de esta vía comercial, explicando que de abrirse la frontera, se deben flexibilizar las leyes, para recuperar la inversión en el país.

José Roso, expresidente de la Cámara, indicó que las empresas que aún se mantienen activas, están preparadas para conseguir los insumos en Colombia.

Además, expresó que la medida ha sido perjudicial no solo para la región, sino para todo el país, “no hay nada que mostrar, no hay nada tangible, hay más recesión, más pobreza, se han perdido más de 15.000 empleos, se han afectado a más de 50.000 personas” declaró.

Hasta ahora, no se tiene fijada la fecha en la que será abierta la zona fronteriza, sin embargo, ambos países se mantienen expectantes.

Fuente: Últimas Noticias