De seis disparos ultimaron a un taxista en Turmero

Wall Street

Un ciudadano que trabajaba como taxista en los días que estaba libre, fue  asesinado tras recibir seis disparos en las inmediaciones de una farmacia ubicada en el sector La Aduana, vía que conduce a Polvorín, en Turmero, del municipio Santiago Mariño.

Según la versión de los familiares, la víctima de ese hecho de sangre respondía al nombre de Franklin Rafael Arcia Ramírez, de 40 años de edad, de oficio obrero de la construcción y padre de siete hijos.

Solis Ramírez, hermana, manifestó a los reporteros que su ser querido prestaba sus servicios para una línea ubicada en la plaza Mariño, y el sábado en la tarde salió en un  vehículo Chevrolet, modelo Malibú de color vinotinto.

Indicó que lo hizo luego de regresar de la ciudad de Caracas, donde trabajaba en una construcción privaba y después se dirigió al primero de la ciudad a ganarse unos churupos extras, ya que la situación en el país está sumamente crítica.

“Nos enteramos que lo hirieron a eso de las 2:00 de la madrugada de ayer y fue asistido por sus propios compañeros que se trasladaron al sector La Aduana, llevándolo luego al ambulatorio de Turmero, donde dejó de existir”, apuntó la denunciante.

“Presumimos que se encontraba por esos lados haciéndole una carrera a un cliente en particular y de regreso habría sido emboscado por desconocidos, quienes accionaron sus armas en seis ocasiones contra su humanidad”, adicionó la querellante.

“A mi hermano le apreciamos disparos en la cabeza, pecho, piernas y en otras partes del cuerpo, y el móvil del crimen lo desconocemos. No le robaron la cartera ni mucho menos el celular. Todo estaba intacto”, agregó.

“Algo pasó con Arcia Ramírez, añadió-  y todo es un misterio. Nunca nos llegó a expresar que si había sido amenazado de muerte ni mucho menos tenía enemigos declarados. Era una persona muy tranquila y servicial. Actualmente vivía con su mujer en Valle Lindo, en Turmero”.

Por su parte, la División de Homicidios del estado Aragua, se dirigió al lugar del crimen, iniciando las averiguaciones de rigor y tomando declaraciones de posibles testigos.

Por la forma como ocurrieron los hechos, el móvil podría orientarse a una presunta venganza o se trató de una muerte por encargo.  Mientras no concluyan las investigaciones todas las hipótesis son válidas. Se dijo asimismo que el hombre pertenecía al sindicato de la Construcción.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
foto | FÉLIX BARRETO

Solis Ramírez, hermana de la víctima, ofreció declaraciones del suceso