2 trabajadores mueren al quedar atrapados en tiroteo

Wall Street

José Heriberto López (36) y su primo Winder José López (22), resultaron muertos a eso de las 8:00 de la noche del pasado miércoles, cuando, según familiares, quedaron en la línea de fuego en momentos que delincuentes protagonizaban un tiroteo en la calle 18 de Los Jardines de El Valle, parroquia del mismo nombre, del municipio Libertador.Ambos recibieron tres tiros.

297-01Eribelto

José Heriberto laboraba como obrero en la Misión Barrio Nuevo Tricolor, y su primo Winder, trabajaba como ayudante de camión.

UN VIGILANTE PRIVADO
A eso de las 3:00 de la tarde del pasado miércoles, delincuentes asesinaron de un tiro en la región abdominal a William Alejandro Piñerúa Martínez (22).

balas

En la medicatura forense de Bello Monte, Yeison Díaz, tío de la víctima, reveló que su sobrino tenía cuatro meses laborando como vigilante privado en la panadería Stadium, ubicada en la avenida principal de La Urbina, a pocos metros de la estación del Metro Petare, municipio Sucre, estado Miranda.

Culminó sus labores y se dirigía a tomar el trasporte para llegar a su residencia en el sector Maca, cuando en las inmediaciones de la Redoma de Petare, fue interceptado por delincuentes que lo tirotearon y le quitaron sus pertenencias.

Fue auxiliado y trasladado al Hospital Domingo Luciani, pero ingresó sin signos vitales. La víctima era el mayor de 5 hermanos. Figura entre los 493 cadáveres recibidos en la medicatura forense en los 28 días transcurridos del presente mes, por diferentes causas de muerte, provenientes de diferentes zonas de la Gran Caracas.

UN CICPC HOMICIDA
Familiares de Fair Antonio Araque Materano (32), acudieron a la medicatura forense de Bello Monte y en diálogo con los reporteros de suceso policial manifestaron su malestar, por cuanto el hombre fue asesinado el pasado 11 del presente mes y el caso no ha sido resuelto, a pesar de los elementos de interés criminalístico sobre el autor del homicidio, un comisario jubilado del Cicpc identificado como José Gregorio Gil.

El fatídico día, Gil acudió a una de las tres charcutería familiar, ubicada en la calle El Rosario de la parroquia La Vega. En el establecimiento, el hombre se alteró porque no estaba de acuerdo con la cantidad de producto comprado y por el precio.

Discutió con los dependientes, los descalificó, pero pagó con una tarjeta bancaria. Araque Materano, encargado de la charcutería, había escuchado al hombre, pero no intervino. Salió del establecimiento con un cepillo de barrer porque pretendía lavar el camión, ya que en la noche se iría a su región natal, Trujillo, para estar presentes en los actos de promoción de dos de sus tres hijos menores de edad.

“Mi cuñado comentó al pasar al lado del energúmeno, qué le pasaba al loco. El cliente lo insultó con una sarta de groserías. Fair, con el palo del cepillo se lo asestó por la cabeza, y le dio la espalda para ir a lavar el camión, pero el sujeto le efectuó el disparo”, relató Neyiré García, cuñada y propietaria de las charcutería.

Al herido lo trasladaron a una clínica privada donde falleció. Los investigadores del Cicpc acudieron al lugar del suceso y además del ticket de punto bancario, colectaron las filmaciones de la cámara de seguridad.

“Los de la PTJ tienen la identificación del homicida, saben que es un funcionario jubilado, el lugar dónde vive, pero no lo han capturado. Queremos que se haga justicia y que el hecho no quede impune”.

La víctima, buscando un mejor porvenir decidió trasladarse al Distrito Capital a trabajar con su familia. Estaban en Caracas desde el pasado mes de diciembre.

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | el siglo-Caracas
Fotos | JOE HEREDIA