Habitantes de Santa María protestaron por falta de comida

Wall Street

Con las ollas vacías en la mano, los habitantes de la comunidad Santa María del municipio Santos Michelena, protestaron por falta de comida, la mala distribución de los Clap y del programa social de alimentación que lleva por nombre La Bomba.

comida

Dayermis Acosta, una de las afectadas, indicó que desde hace una semana dieron la cantidad de 1.500 Bs. para comprar la bolsa de comida La Bomba, beneficio que no les ha llegado porque supuestamente no tienen los rubros completos.

“No entendemos por qué se comprometen a que van dar una bolsa de comida, quitan el dinero y  después nos salen con que los productos no llegan. Las personas adultas podemos aguantar hambre, pero cómo le decimos a los niños que no tenemos para darle comida. Queremos respuesta, sino que nos regresen el dinero, pues el alcalde sale en los medios de comunicación diciendo que puntualmente entrega La Bomba y que trae varios productos, cuando es completamente falso”, señaló Acosta.

Al mismo tiempo denunció que el beneficio del Clap sólo les ha llegado una vez  y hace tres meses. “A las autoridades locales parece importarles muy poco la situación que estamos viviendo, en los automercados de Las Tejerías no llegan alimentos, ni en Los Teques ni en La Victoria. No podemos comprar porque nos piden carta de residencia, sino no nos venden. Tenemos hambre, necesitamos comida”, aseveró la declarante.

Marbelis Cedeño, otra vecina, comentó que hace dos semanas pasaron un mal momento, cuando su sobrino casi muere porque sus padres no tenían para darle de comer. “Estamos cansados de esta situación, queremos comida para nosotros y nuestros hijos”.

Del mismo modo los residentes de la comunidad denunciaron el mal estado de las calles, las fallas en el alumbrado público y exigieron a las autoridades gubernamentales la inversión en la casa comunal, ya que se está cayendo a pedazos, por lo que han sido suspendidos algunos servicios que allí se prestaban a la comunidad. “Lo único que medio funciona son las consultas de Barrio Adentro y que pronto tendremos que suspender, pues los baños están dañados, no hay escritorios, ni sillas, la cocina está desvalijada. Estamos abandonados por completo”, expresaron.

Finalmente dijeron que de no obtener una respuesta, la próxima acción a tomar será cerrar las vías como medida de presión, ya que con esta situación son 350 familias afectadas.

IRIOS MÉNDEZ| el siglo
Fotos| JOSÉ ROMERO