Fuente de aguas negras se apoderó de dos calles de Francisco de Miranda

Wall Street

El problema con el colapso de las aguas servidas no es novedad para los habitantes del sector Francisco de Miranda del municipio Francisco Linares Alcántara, sin embargo, en los últimos días la situación se ha agudizado en la calle San Rafael con calle Esperanza.

Al punto que se creó casi una fuente de aguas pestilentes, por lo que vecinos decidieron trancar la vía para evitar el paso de los vehículos temiendo que haya un colapso en el pavimento, a la vez de exigir celeridad en la atención del caso por parte de las autoridades gubernamentales.

Heriberto Maduro, uno de los más afectados, señaló que son 10 años que “no se ha visto luz” con el problema de las cloacas. Narró que hace algún tiempo hicieron una sustitución de tuberías pero aparentemente la que colocaron era muy pequeña y no se da abasto, al punto que aunque ni llueva, los excrementos salen a la superficie.

Juan José Malavé dijo que los olores son insoportables con ese bote de aguas negras que ha sido constante en los últimos días. “Ya se hizo un trabajo con un bote de aguas blancas, pero ahora está este problema y los que quedamos sufriendo las consecuencias somos nosotros.

En mi casa, que está justo al lado, se me está hasta agrietando la pared”, denunció. En ese sentido, reiteran el llamado al que se une Jaime Suárez, para que las autoridades tomen cartas en el asunto y den una solución, ya que no es nada favorable que adultos, ancianos y niños estén expuestos a ese evidente foco de contaminación.

Inseguridad galopante en la zona

Por otra parte, los vecinos señalaron que en la zona impera la inseguridad, ya que los robos están siendo cada vez más frecuentes, a pesar de que en la zona hay un comando de la Policía Estadal.

Luis Moreno, señaló que los delincuentes se aprovechan especialmente a primera hora de la mañana, cuando las personas salen a trabajar para asaltarlos en el camino, por lo que muchos ahora prefieren esperar que aclarezca un poco más. De igual forma piden atención en seguridad ciudadana.

 

NOHANNA MORILLO| el siglo
Fotos| FÉLIX BARRETO