Aumento del pasaje es aceptado por algunos y rechazado por otros

Wall Street

Las reacciones entre los usuarios del transporte público en la Maracay, por el reciente aumento de pasaje en las líneas urbanas a 50 bolívares, son encontradas ya que algunos reconocen las dificultades por las que atraviesan los prestadores del servicio para la manutención de los vehículos como lo sufren la mayoría de los venezolanos.

aumento-de-pasaje-transporte
Claramente los transportistas mostraron la nueva tarifa

Claro está, otros tantos, creen que los constantes aumentos que han sufrido en la vida cotidiana, viene a ahondar la crisis económica por las que atraviesan las familias en su día a día.

Jesús Carvallo destacó: “No hay palabras para esta situación con el pasaje, porque algunos cobran un precio y otros cobran otro. Yo me sorprendí porque había pagado 35 y hoy me cobraron 50. No entendemos porque están cobrando eso. Además que muchas veces no tenemos ni para comer y ahora pagar un pasaje elevado. Esperamos que nos expliquen el aumento”.

Por otro lado, Marcos Vásquez no se sorprendió mucho en consideración que todo está aumentando. “Si un dólar pasó de 15 bolívar a 600 que más se puede esperar si ¿cuánto cuesta un caucho?. Uno lo sufre como usuario pero los transportistas también comen.

Marcos-Vásquez
Marcos Vásquez

Tocará a uno tomar sus previsiones o comer menos como estamos haciendo porque imagínese, hoy para llevar a la bebé a vacunarse gastamos 400 bolívares en un momento”.
Javier Morales, también consideró normal el ajuste por lo caro que están las cosas entendiendo que muchas personas se van a molestar porque subieron de un solo golpe 15 bolívares y sobre todo porque hay personas que como yo agarran 4 camionetas para ir y venir, “pero el que gana sueldo mínimo no le va alcanzar porque todo el salario diario se le va en eso”.

Javier-Morales
Javier Morales, usuario

Yuleisi Palencia también apoyó la medida pero pidió que no abusen como suele ocurrir en algunas unidades porque la situación económica está bastante difícil para todos.
En líneas generales hay una resignación generalizada que obviamente repercute en la economía familiar pero a la que todos se tendrán que ajustar.

Yuleisi-Palencia
Yuleisi Palencia

 

NOHANNA MORILLO | el siglo
fotos | LUIS TORRES