Sujetos a bordo de un vehículo asesinaron a 2 hombres

Wall Street

Varios sujetos a bordo de un automóvil asesinaron a dos ciudadanos a eso de las 8:30 de la noche del martes en la calle 19 del sector La Esperanza de El Mácaro del municipio Santiago Mariño, cerca de al Upel.

disparos-sucesos asesinaron

Las víctimas de ese hecho de sangre fueron identificadas como Diego José Rojas Pedrá, de 25 años de edad e Imber Dahan Granadillo Ortiz, de 26 años de edad.

Carmen Pedrá, madre de Diego José, con su rostro marcado por el dolor de ver a su muchacho muerto, manifestó a los reporteros que el joven acababa de llegar de su trabajo en una contrata que labora para una empresa beneficiadora de aves en la prolongación de la avenida Aragua.

Tenía como unos diez minutos de haber llegado, y después manifestó a sus seres queridos que se trasladaría a un sitio aún sin precisarse, donde pagaría un dinero y comprar unos aliños para preparar el almuerzo que llevaría este miércoles a su trabajo.

Primero se digirió a la bodega. De pronto ingresó al urbanismo un vehículo de color gris, en donde viajaban al menos 2 o 3 personas empuñando armas de fuego.

Sin ningún motivo aparente, los delincuentes abrieron fuego parejo contra la humanidad de Rojas Pedrá e igualmente hacia Granadillo Ortiz, un vecino de la comunidad, apuntó la denunciante.

Ambos ciudadanos, quienes recibieron balazos en la cabeza, murieron de forma inmediata. Presuntamente a las víctimas les despojaron de sus pertenencias.

Una vez que los asesinaron, los hampones emprendieron la huida a toda velocidad dejando una estela de llanto y dolor ante semejante escenario sangriento.

Carmen Pedrá agregó que su hijo no tenía problemas con nadie ni mucho menos con la justicia, se dedicaba a su trabajo. Lo mataron al igual que el vecino a cinco cuadras de la casa.

“Como madre, venezolana y ahora que estoy sufriendo los sin sabores de la inseguridad, reclamó justicia por la muerte de Diego José. Espero que el caso no vaya a quedar engavetado”, exclamó con su rostro enrojecido.

Por otro lado, vale indicar que los sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Aragua, se trasladaron a la zona iniciando las pesquisas correspondientes. Se presume que los hampones residen en la zona o la frecuentan regularmente. El caso podría estar resuelto en el transcurso de las próximas horas.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo