Asesinaron a gerente de RRHH de Corpoelec – Aragua

Wall Street

Cerca de las 12:00 del mediodía de este jueves, presuntos sicarios a bordo de una motocicleta ultimaron en La Barraca, al este de Maracay, al gerente de Recursos Humanos de la empresa Corpoelec Región Aragua.

Sitio donde ocurrieron los hechos en La Barraca
Sitio donde ocurrieron los hechos en La Barraca

Se trataba del general de División de la GNB en situación de retiro Luis Alberto Godoy, de 70 años de edad y domiciliado en Los Samanes al sur de la ciudad.

La víctima recibió dos disparos, uno a nivel del pecho y el segundo en la cabeza, causándole la muerte de manera inmediata, según la información facilitada a los representantes de los medios de comunicación social.

Testigos, en calidad de anonimato, señalaron que el funcionario se acercó a eso de las 11:30 de la mañana a una lunchería, ubicada en la avenida 12 de La Barraca cruce con la calle 11 a una cuadra del antiguo Economato, en la avenida Bolívar.

Estacionó la camioneta, una Hilux, de color blanco, matrícula A60BP8S exactamente en la calle 11 del referido sector e inmediatamente se dirigió al local de comida rápida, solicitándole al mesonero que le preparara un jugo.

Una vez que le sirvieron el pedido, el militar agarró el vaso de vidrio para degustar del líquido, cuando le llegó por detrás un sujeto, mientras que el compinche se quedó en la moto esperando a que ejecutara el acto.

Lo habría llamado por su nombre y al voltear, Godoy recibió un disparo a nivel del pecho, cayendo sobre un charco de sangre, precisamente debajo de la Santamaría. Tendido en el piso, el delincuente le efectuó un segundo disparo a nivel del cráneo.

Para amedrentar a los presentes y hacer más fácil la huida, realizó un tercer disparo presuntamente al aire. De allí salió corriendo a toda velocidad, donde lo esperaba su amigo.

Los delincuentes se perdieron de vista ante los transeúntes. Sin embargo, “entre cielo y tierra” no hay nada oculto, las cámaras de videos instaladas estratégicamente en la zona comercial registraron las imágenes de los presuntos homicidas.

ZONA MILITARIZADA

La noticia sobre la muerte del General de División corrió como pólvora por las distintas instituciones públicas del Gobierno de Aragua, policiales y medios de comunicación.

Los periodistas al llegar al lugar del crimen, observaron que la zona estaba acordonada por militares y funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Los comisarios generales Luis Ollarves, jefe de la Redip-Región central del país y Mercy Bracho, directora regional del Cicpc, se presentaron al sitio orientando las investigaciones para dar con el paradero de los homicidas.

También acudió el comisionado Saúl Ramos, director de la División de Inteligencia y Estrategias Preventivas de la PA, acompañado de su equipo de trabajo. Luego de analizar preliminarmente los videos, los sabuesos se dividieron en subgrupos tras la búsqueda de los criminales.

POSIBLES CONEXIONES

Por otro lado, se indicó que Luis Godoy, considerado un hombre muy popular, amigo y compañero de trabajo, fue presidente de Vías de Aragua, tomando esa jefatura de manos del general Luis Motta Domínguez. También fungió como director de seguridad de la GNB en el año 2005. Hace cuatro meses asumió el cargo de Recursos Humanos de Corpoelec Región Aragua.

Según la presunción del caso, el ciudadano llegó cortando “rabo y oreja” en el departamento de Recursos Humanos, donde había un desorden con los reposeros y poniendo orden a los sindicatos. Eso lo estaba haciendo el General porque se trataba de una persona honesta y correcta en sus cosas. Presuntamente eso causó malestar entre quienes se vieron afectados y hay la sospecha que uno o más individuos habrían ordenado su muerte.

Hablando de manera hipotética, los supuestos implicados contrataron los servicios de sicarios y ayer, cercano al mediodía se ejecutó la encomienda. La forma como ocurrieron los hechos, el móvil se orienta hacia ese norte.

Los mejores investigadores están abocados a dar una respuesta contundente ante lo ocurrido en La Barraca. Mientras no se demuestre lo contrario, todos son sospechosos a la hora de la investigación.

 

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

fotos | RAFAEL LOZADA/LUIS TORRES