Trancaron la avenida Los Aviadores para exigir las bolsas Clap

Wall Street

Padres y madres de familia de la comunidad de Río Blanco II, municipio Girardot, pusieron todo tipo de obstáculos en la avenida Los Aviadores para exigir a las autoridades competentes la entrega de las bolsas Clap, teniendo en consideración que la escasez de alimentos cada día es peor en esa zona.

Las amas de casa dieron su testimonio diciendo que todos los días madrugan y arriesgan sus vidas para hacer colas en los diferentes supermercados con la esperanza de conseguir alimentos para sus hijos.

ollas

Tanto hombres como mujeres se declararon defensores de la patria y aseguraron que su protesta se ajusta a la realidad, porque muchas veces sus hijos se acuestan sin haber cenado. Incluso sin haber, almorzado.

Francis Cornieles aseguró que la protesta protagonizada principalmente por los vecinos de Río Blanco II se realizó pacíficamente, esperando sacar a flote la sensibilidad humana de las autoridades para que les envíen las bolsas de alimentos lo más pronto posible.

“Tenemos más de tres meses que se nos niegan las bolsa de alimentos. En esta situación vivimos al menos mil 370 familias que hemos sido prácticamente excluidas del programa de alimentación. Hace tiempo llegaron unas autoridades y entregaron solamente 200 bolsas y nos prometieron que a la siguiente semana iban a regresar para entregar la comida a las familias restantes, pero todo fue una vil mentira. Nuestros hijos tienen hambre, ellos son inocentes de la guerra económica que estamos viviendo y nosotras como madres de familia nos duele verlos sufrir”, aseguró.

Por su parte, Karin Pérez aseguró que todos los días madruga y regresa a casa con un solo paquete de harina pan y a veces con un rollo de papel higiénico.

“Mis hijos me piden comida y yo no sé que responderles, lo peor de todo es que esta situación de escasez es apoyada por el consejo comunal, que de paso no sirve. Cada vez que hacemos una reunión nos dicen que comida no hay, sin embargo los voceros nunca los vemos haciendo cola para conseguir alimentos; de verdad que me da rabia toda esta situación. Cada vez que amanece nos alumbra una ilusión que ese día nos entregarán la bolsa de alimentos, pero luego esa esperanza se vuelve agua”, lamentó.

Finalmente, Wilfredo Acosta, integrante del movimiento Ezequiel Zamora, lamentó el comportamiento negativo y falta de interés patriótico del consejo comunal local, “un revolucionario no puede actuar en contra de sus hermanos revolucionarios, esta comunidad de Río Blanco II es actor de éste proceso revolucionario, no podemos darle la espalda a la comunidad, pero también los organismos competentes tienen que ser responsables de lo que está pidiendo  el pueblo. Nosotros como hijos de la patria no tenemos dinero para comprar una bolsa de comida a 6 mil u ocho mil bolívares. En nuestra comunidad hay hambre señores”, terminó diciendo.

LUIS  CHUNGA | EL SIGLO
fotos | MERWIN VALIENTE