Argentina, Brasil y Venezuela afectan perspectivas del FMI

Wall Street

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que en 2016 habrá una contracción del producto interno bruto (PIB) promedio de América Latina del 0,4%, una situación que obedece, principalmente, a las coyunturas económicas de Argentina, Brasil y Venezuela.

fondomonetario

El jefe del Departamento para el Hemisferio Occidental del FMI, el economista mexicano Alejandro Werner, participó este martes en Montevideo en una conferencia de alto nivel denominada “América Latina: Reformas estructurales para impulsar el crecimiento económico”.

“El panorama de América Latina está muy determinado por economías como Venezuela, con una contracción esperada muy grande (un 10 %); Brasil, que va registrar una caída parecida a la del año anterior, y obviamente la transición que se está dando en Argentina”, aseguró a la prensa Werner.

Sobre ese último país, destacó que el “cambio de política económica” tras la llegada al Gobierno del presidente Mauricio Macri “va a controlar los desequilibrios que tenía esa economía”, algo que provocará “un proceso de reactivación de la inversión” pero que en el corto plazo genera un “crecimiento negativo” de su PIB.

“El resto de las economías de la región tienen crecimientos menores a los que vimos en el pasado, pero positivos”, señaló el economista, que añadió que en Centroamérica, México y el Caribe se están viendo crecimientos estables, con muchas economías que se están beneficiando de la caída de los precios de la energía.

Asimismo, Werner destacó que en América Latina existen oportunidades para una “mayor integración regional” en la parte financiera y comercial, algo que en un entorno de “mayor complejidad internacional y de mayor dificultad para integrarse en la economía mundial” debería ser una palanca de crecimiento importante.

Preguntado acerca de si el FMI ha evaluado el posible impacto de la concreción del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur (bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, aunque este último no está en las negociaciones), dijo que es una “perspectiva muy importante para la región”.

“Lo vemos con muy buenos ojos. El movimiento del Mercosur hacia buscar esta integración y el movimiento de la UE de hacerlo en un entorno en el cual, claramente, el discurso internacional se ha movido un poco menos a la integración comercial, creemos que es una iniciativa muy importante”, aseveró.

Fuente: EFE