Cicpc investiga circunstancias en la muerte de una joven de 23 años

Wall Street

Maholi Mota Gimeno (23), se independizó de su familia y decidió residenciaren en un apartamento del sector Los Castaños, parroquia Santa Rosalía, al sur del municipio Libertador. Era chef en el Bodegón Rey David de la urbanización Valle Arriba, y desde el pasado viernes sus familiares desconocían su paradero hasta que fue localizada en la morgue de Bello Monte,En la medicatura forense, Catiusca Gimeno, dijo que Maholi era su única hija.

Sucesos--abuso

Tenía apenas 10 días de haber salido de la casa materna para independizarse, sin perder contacto con su madre. La joven laboraba en horas de la tarde hasta la noche.

Luego de perder el contacto, los familiares la buscaron en su trabajo, donde les indicaron que la vieron en horas de la noche del sábado con un hombre de unos 40 y tantos años, que iban a una discoteca. Solicitaron información en centros asistenciales, hasta que decidieron acudir a la sede del Cipc, donde les indicaron que la buscaran en la morgue de Bello Monte, donde fue localizada muerta este jueves.

Familiares se enteraron que la joven había estado en el noveno piso de las Residencias Los Caobos, avenida Libertador, cerca de la sede del Colegio de Ingeniero, residencia de un sujeto, presuntamente comerciante que vivía solo.

Según las cámaras de seguridad, colectada por los detectives del Cicpc, Subdelegación Simón Rodríguez, la pareja llegó a la residencia a primera horas de la mañana del sábado y en la tarde, cerca de las 5:00, murió la joven al caer desde el balcón del noveno piso.

Los investigadores al acudir al lugar practicaron la detención del propietario de apartamento, que estuvo toda la noche en la discoteca con la chef.

Extraoficialmente se conoció que el hombre detenido responde al nombre de Fidias Oniel Marchán Rosal (47), quien al momento de la aprehensión tenía varios rasguños en la cara y los brazos.

Los expertos no descartaban ninguna hipótesis, si se trató de un suicidio o fue lanzada al vacío por el ahora detenido.

Mientras los familiares esperaban por el protocolo de autopsia y la entrega del cadáver, indicaron que presuntamente se trató de un homicidio, porque se enteraron que la joven y el sujeto discutieron e impidió que la chef se marchara para sus labores. La joven era soltera y no deja hijo.

Es la mujer número 95, victima de la violencia, en lo transcurrido de este 2016, en la Gran Caracas.

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ  | el siglo-Caracas