Brasil en alerta por posible atentado terroristas

Fabocca

Las autoridades brasileñas arrestaron a otro individuo bajo sospecha de pertenecer a un grupo que aparentemente tramaba un ataque durante los Juegos Olímpicos, informó el sábado la policía de Brasil.

Río-de-Janeiro

 

Por medio de un escueto comunicado en su página de internet, la Policía Federal indicó que el hombre se entregó por sí mismo el viernes por la noche en el estado de Mato Grosso, en el centro-occidente del país. No se dieron más detalles.

El jueves, el ministro de Justicia Alexandre de Moraes anunció la detención de 10 brasileños por acusaciones de haber jurado lealtad al grupo Estado Islámico y haber discutido a través de las redes sociales la posibilidad de perpetrar ataques durante las Olimpíadas del próximo mes.

El hombre detenido el viernes es uno de los dos sospechosos adicionales que eran buscados, de acuerdo con Moraes.

Las autoridades han señalado que una investigación que inició en abril mostró que los sospechosos eran simpatizantes del grupo Estado Islámico por internet pero ninguno de ellos había viajado a Siria o Irak, el bastión del grupo extremista, ni recibió ningún tipo de entrenamiento. Al parecer, algunos de ellos buscaban financiamiento del grupo Estado Islámico.

De acuerdo con los investigadores, ninguno de los sospechosos es de ascendencia árabe y sus edades van de los 20 a los 40 años, a excepción de un menor.

Las detenciones se realizaron en 10 estados, incluyendo Sao Paulo y Paraná, y no estaba claro si los sospechosos se conocían entre ellos más allá de sus nombres en internet. Moraes afirmó que no había blancos específicos.

La semana pasada, un mando militar brasileño señaló que las preocupaciones de terrorismo habían “llegado a un nivel más alto” después del ataque con un camión en Niza, Francia, hace seis días, que cobró la vida de 84 personas.

La seguridad se ha convertido en la principal preocupación para los organizadores de las Olimpiadas, incluyendo la posible expansión de la violencia en los cientos de barrios pobres. Las autoridades han dicho que estarán preparadas y que unos 85.000 policías y soldados patrullarán las calles durante las justas.

Fuente: AP