REPORTERO GRÁFICO DEL MES| Félix Barreto: 20 años ejerciendo esta hermosa profesión

Wall Street

Nuestro reportero gráfico Félix Antonio Barreto Hernández de 35 años de edad, comenzó a ejercer la fotografía desde que tenía tan solo 13 años de edad, asimismo, nos cuenta que su experiencia profesional en fotoperiodismo es desde hace 16 años. 

“En total sería unos 20 años ejerciendo esta hermosa profesión”

¿Cómo te defines como fotógrafo, y quiénes han sido tus mayores influencias en el mundo de la fotografía?

Me defino como un fotógrafo documentalista, ese es mi estilo de fotografía. Me considero Bressonniano, mis mayor influencia ha sido Henri Cartier Bresson quién fue un célebre fotógrafo francés considerado por muchos el padre del fotoreportaje. Él tuvo la oportunidad de retratar a personajes como Pablo Picasso, Fidel Castro, Ernesto “Che” Guevara, entre otros famosos.

Bresson es uno de los fotógrafos que me sirve de inspiración porque habla del “instante decisivo” es ese instante donde no puede ser ni un segundo antes ni un segundo después, es ese segundo donde se captura la esencia de la fotografía de lo que tu quieres expresar.

“Cada disparo que yo hago trato de capturar ese segundo preciso.”

¿Quién es tu musa en la fotografía, y quién te motivó a incursionar en esta profesión? 

Tengo mi musa de la fotografía, Dorothea Lange, es una influyente fotógrafa documentalisma estadounidense, mejor conocida por su obra la “Gran Depresión”. Su trabajo también me inspira mucho, pues ella capturó y narró con imágenes lo que vivieron en esa década de los años 30.

Una gran maestra en la fotografía es Leonor Basalo, ella fue la que motivó a amar la fotografía como la amo, considero que nací con ese don de ser fotógrafo, y ella impulsó esa pasión por esta profesión.

¿Cuál es tu estilo de fotografía?

Mi estilo en la fotografía es Bressonniano, fotoperiodismo documental, es capturar y englobo la actualidad, belleza.

¿Qué significa para tí ser fotógrafo?

Para mí la fotografía es un estilo y es mi vida, después de mis hijos ser fotógrafo significa todo para mí.

¿Con cuál de todas tus fotografías te sientes más identificado y por qué?

A lo largo de mi carrera han sido muchas porque son fotos inéditas que sólo mi cámara ha podido capturar, puedo destacar que entre mis fotos favoritas están las del concierto de Gustavo Cerati antes que sufriera su enfermedad, aunque allí estuvieron muchos fotógrafos yo tome una que ningún otro colega hizo, tuve la dicha y la suerte de estar en su último concierto. También destaca la foto del rescate de la estatua del Indio de Brisas del Lago, que fue uan estatua que se robaron y fue salvada por efectivos de la marina en el Lago Los Tacariguas y es llevada en una lancha. Asimismo, la fotografía del pedestal del Indio, pues más nadie la tiene ya que fui el único fotógrafo presente.

Otra de las fotos que se identifica conmigo fue la de las elecciones internas del PSUV para la disputación de la Gobernación del Estado Aragua en la cual fue electo Rafael Isea, en ese momento hice una fotografía que presentaba a otro candidato arrodillado ante él, esa foto hizo que la candidatura para ese entonces tomara más fuerza lo cual ayudó a Isea a ser gobernador, ya que, esa fotografía fue publicada en los tres periódicos regionales de más importancia. En esa oportunidad Isea le pidió a su jefe de prensa que buscara al fotógrafo que hizo esa fotografía, ya que el vió cuando yo hice esa fotografía. Yo hice esa foto en un momento de molestia ya que en esa pauta trataron mal a todos los medios, es por ello que, tenía mucha carga de ira y cuando vi al difunto Carlos Escarrá arrodillado porque la gente en el público le pedía que se agachara porque les obstaculizaba la vista éste se arrodilló y quedo inclinado ante un Rafael Isea sonriente, capté ese preciso instante. Esa foto marcó mucho mi carrera.

Con esa imagen abrió el periódico El Siglo en esa oportunidad y luego me comenta el jefe de prensa del fallecido Carlos Escarrá que cuando leyó el periódico, golpeó el escritorio y se molestó muchísimo porque esa fotografía arruinó su campaña.

¿Hasta dónde quieres llegar con la fotografía?

Todo fotógrafo de prensa sueña en ganarse el premio Pulitzer, no es un premio inalcanzable pero sí difícil de obteener, solo uno ha ganado esa distinción y fue con el Porteñazo, en 1.963 cuando se otorgó el Premio Pulitzer de Fotografía el más prestigiosos a nivel mundial, a la fotografía tomada por Héctor Rondón, del Diario La República.

¿Cuáles reconocimientos has recibido a lo largo de tu trayectoria como fotógrafo?

Dentro los reconocimientos que he recibido está el del Colegio de Periodistas seccional Aragua, la Cámara de Industriales el cual he ganado en dos oportunidades, el Premio Regional de Fotografía me lo han otorgado en tres oportunidades. El año pasado el Consejo Legislativo del Estado Aragua me dió una condecoración la cual no postulé ningún trabajo para participar, sin embargo, ellos que siguen mi trayectoria me otorgaron esa distinción.

Cabe destacar que, todos los premios son el reconocimiento al trabajo que día a día se realiza con mucha pasión.

¿Una anécdota en particular que haya marcado tu carrera?

Hay varias, entre ellas la que te comenté antes, del difunto Escarrá ante Rafael Isea  Dentro de las fotos que más me marcó fue cuando la elefante Lucky del Zoológico de Maracay falleció, ya que fue un momento muy doloroso, fue una figura que muchos de nosotros crecimos viéndola al visitar el zoológico o pasar frente a ella siempre era una emoción.

¿Cúal es tu foto soñada y qué fotos no te gusta hacer?

Mi foto soñada es hacer desde una estación espacial internacional una fotografía a la tierra. No me gusta hacer fotos que no tengan que ver con la realidad de la sociedad.

No me gusta las fotografías de naturaleza, paisajes, flores, lo mío es más documental.

Siento que la fotografía no ha evolucionado lo suficiente, mi fantasía sería no usar cámara porque a futuro se debería hacer implantes en las personas para cuando se esté viendo a otro capture las imágenes que quiero, sin necesidad de usar el obturador. Es decir, que mi cerebro capte todo sin necesidad de usar el lente de una cámara, ese sería el avance tecnológico dentro de la fotografía que sería muy significativo, yo sería felíz con algo así (risas).

¿Piensas ser fotógrafo siempre o tienes otros proyectos en mente?

Si tengo otros proyectos, pero la fotografía no la dejo por nada, yo ando en al calle haciendo fotografía muchas veces sin cámara (risas) debido a que la situación actual no permite estar con la cámara en mano todo el día por temor a que me roben, además que significa muchos riesgos.

 

Félix Barreto, nuestro reportero gráfico del mes:

YO CON MI ARTE TENGO

Yo soy de los que cree que nacemos para algo en específico, y esa especie de predestinación se nos manifiesta desde la mas tierna edad, cuando nuestros juegos y nuestras inquietudes dan cuenta de ello. En mi caso creo recordar entre mis primeros juguetes una pequeña cámara fotográfica Fisher Price, a la que la imaginación propia de los pocos años hacia real y me convertía en un as de la fotografía.

También estoy convencido de que el arte nos mueve a todos desde siempre, incluso desde la entraña materna. El mundo desde el prisma de mis primeros años me deslumbraba: los paisajes, el río, el cielo, los colores, las mariposas, los pájaros, y todo eso me dio una carga de emociones a las que necesitaba dar una válvula de escape.

Supe el valor de los pinceles y de la paleta para el que pinta; de la armonía de la voz para el que canta, de la rítmica sonoridad del que toca un instrumento; y de la bella palabra del que expresa su sentimiento mediante la escritura. Sin embargo, ante tal infinidad de vías, yo escogí la fotografía para decir cuanto quería decir sobre mi forma de ver el mundo. Mis motivaciones eran obviamente estéticas, por esa impronta artística que -digo yo- llevamos todos por dentro.

Sin embargo, al paso de los años van surgiendo los compromisos y la realidad te pone en una encrucijada. el arte por lo general no garantiza la subsistencia y forzosamente me dije: “ya estás a tiempo de buscarte un oficio, porque no solo de pan vive el hombre, y de fotografía meramente artística, tampoco”.

Pero la imaginación da para todo, y por ello me busqué un oficio afín, en el que sin abandonar el arte, aseguraba la presencia de nuestra querida doña quincena los días quince y último. Luego, ya por ese camino del fotoperiodismo, asumí el reto de no convertirme en un “retratador”, sino en alguien que busca pararse justo en el angulo desde el que se busca combinar actualidad, objetividad, narrativa y belleza. sigo aferrado al arte, ese sendero por el que me llevó la sin par Leonor Basalo, pero como por las razones que explicaba no puedo decir “Yo con mi arte tengo”, no me queda más que definirme como lo que soy: Un artista de la fotografía prestado al FOTOPERIODISMO.

Tiffany Goncalves | elsiglo